Escúchenos en línea

Exigen a diputados de Arizona permitir acceso de indocumentados a las universidades

Agencia AP. Desde Phoenix, Arizona. | 12 de Marzo de 2007 a las 00:00
Decenas de estudiantes de la escuela secundaria del área metropolitana de Phoenix marcharon hasta el Capitolio estatal para pedirle a los legisladores que modifiquen las leyes a fin de permitir que aquellos inmigrantes sin residencia legal puedan continuar sus estudios en las universidades de Arizona pagando las cuotas preferenciales que pagan los residentes. Los aproximadamente 30 estudiantes protestaron el domingo, informó el diario The Arizona Republic. Ellos exigen que la legislatura apruebe el proyecto de ley Development, Relief and Education for Alien Minors (Desarrollo, Alivio y Educación para Menores de Edad Extranjeros, o DREAM por sus siglas en inglés), que fue propuesta nuevamente por legisladores de California y Florida en la Camara de Representantes y el Senado federal. La iniciativa busca permitir que los inmigrantes indocumentados que han vivido en Arizona desde muy jovenes puedan legalizar su estado de inmigración y conseguir tanto la cuota de matricula estatal como la asistencia financiera preferencial. "Si ellos quieren que nos integremos a la sociedad, necesitamos esta oportunidad", dijo una estudiante de secundaria de 18 años que sólo se identificó como Marina, debido a su estado como inmigrante sin documentos. "No conocemos ningún otro país", agregó Marina, quien dijo que ha vivido en Estados Unidos desde que tenía siete años. "Si tuvieran la oportunidad, estos estudiantes serán los científicos, los ingenieros y los líderes empresariales del mañana. Ellos necesitan una oportunidad", añadió. En la actualidad, las universidades están autorizadas para aplicar la llamada Proposición 300, una iniciativa que fue aprobada por los votantes y que impide que los inmigrantes sin residencia legal reciban el beneficio de pagar cuotas como residentes del estado. Los costos de la matrícula para los no residentes son aproximadamente tres veces más de lo que pagan los residentes de Arizona.

Descarga la aplicación

en google play en google play