Escúchenos en línea

Inicia en Hazleton juicio por ley antiinmigrante

Agencia ANSA. Desde Washington. | 12 de Marzo de 2007 a las 00:00
Un juez de Pennsylvania comenzó este lunes el análisis sobre la validez o no de una ley que castiga penalmente a las personas indocumentadas, mientras el presidente estadounidense, George W. Bush, de visita en Guatemala y México, promociona una reforma a las leyes migratorias de su país. James Munley, el juez federal que comenzó a estudiar la polémica medida en la localidad de Hazleton, dejó la ley en suspenso hasta que dé su veredicto, el cual podría tardar unas dos semanas. El caso atrajo la atención de la prensa norteamericana y podría sentar precedentes para el resto de las pequeñas localidades de Estados Unidos, donde el debate sobre la inmigración ilegal es un tema candente. La disputa coincide con la visita de Bush a Guatemala y México, donde el mandatario planea reiterar su apoyo a una ley que regule la situación de la mayoría de las personas indocumentadas que viven Estados Unidos. "Este es el día por el que hemos estado esperando tanto tiempo", dijo a la prensa el alcalde republicano de la ciudad de Hazleton, Lou Barletta, promotor de la ley que busca expulsar de la localidad a todos las personas sin documentos. Barletta agregó que "las pequeñas localidades no pueden sentarse y esperar a que el gobierno federal haga algo" respecto a la inmigración ilegal. Hazleton cuenta con una población de unas 22.000 personas, según la oficina del censo norteamericana. Del otro lado, organizaciones latinas y la Unión Estadounidense de Libertades Civiles (ACLU por sus siglas en inglés) que se oponen a la ley, sostienen que la iniciativa provocará discriminación contra los latinos, y destacaron que la mayoría de los latinos que vive en la localidad tiene sus documentos en regla. El abogado de la ACLU, Witold Walczak, quien presentó la primera exposición de la defensa ante el juez Munley, dijo que "no hay evidencia" que pruebe que las personas indocumentadas contribuyan al deterioro de la calidad de vida de los habitantes de Hazelton. "Incluso si los inmigrantes ilegales están causando caos en Hazleton, esto no cambia el análisis legal del caso", sostuvo Walczak, quien agregó que el eje del debate es si un gobierno local puede actuar como si fuera el gobierno federal. La iniciativa de Barletta -denominada "Ley de alivio contra la inmigración ilegal"- también propone sanciones contra las empresas que contraten inmigrantes indocumentados y contra los empresarios inmobiliarios que les arrienden casas o cuartos.

Descarga la aplicación

en google play en google play