Escúchenos en línea

Los trabajadores temporales son esclavos modernos

Agencia EFE. Desde Washington. | 13 de Marzo de 2007 a las 00:00
Los trabajadores temporales en Estados Unidos viven casi en la esclavitud y son frecuentemente engañados por sus patrones, que les toman los documentos y los hacen vivir en pésimas condiciones, dijo un informe divulgado el lunes. El estudio del Southern Poverty Law Center (SPLC), del estado de Alabama, se realizó a partir de entrevistas con trabajadores temporales legales y describe el abuso a los empleados bajo una visa llamada H-2, administrada por el Departamento de Trabajo estadounidense. El programa se creó en 1943 para permitir que la industria de caña de azúcar contratara trabajadores huéspedes durante la época de cosecha y fue ampliado en 1986 para el sector no-agrícola, dijo el centro dedicado a defender los derechos civiles en Estados Unidos. "El informe viene en el momento que el Congreso empieza a debatir leyes de inmigración que podrían expandir programas de trabajo para cientos de miles, si no de millones, de nuevos trabajadores temporales", dijo el SPLC en un comunicado. "Los trabajadores temporales son generalmente pobres y son engañados por la promesa de un trabajo decente", dijo Mary Bauer, directora del proyecto de Justicia del SPLC. "Pero muchas veces sus sueños están envasados en mentiras y sus esperanzas son destrozadas por la realidad de un sistema que los trata como 'commodities,"' agregó. En el 2005, Estados Unidos "importó" unos 121.000 inmigrantes temporales bajo esa visa, dijo el informe. Hugo Martín, un ex trabajador temporal de Guatemala, dijo que se sintió explotado al venir a Estados Unidos a trabajar para una empresa de forestación, un sector donde el SPLC dice haber entrevistado a más de 1.000 trabajadores. Martín contó que tuvo que pagar miles de dólares a sus empleadores por el proceso de contratación, que ganaba menos de lo convenido, vivía en pequeños cuartos de hotel y trabajaba unas 10 horas por día plantando árboles. "Cuando denuncié mis condiciones, yo y mi familia fuimos amenazados. El programa de trabajo laboral fue un abuso del principio al fin", dijo. El centro hizo un llamado para que el Congreso estadounidense garantice los derechos laborales a los trabajadores huéspedes para evitar abusos en una posible reforma migratoria que empieza a ser debatida en Washington. "El Congreso tiene ahora una oportunidad de arreglar este gran daño. El Congreso debería eliminar el sistema H-2 totalmente o transformarlo en un programa justo con protecciones a los trabajadores", dijo el presidente de SPLC, Richar Cohen.

Descarga la aplicación

en google play en google play