Escúchenos en línea

Aumentan los alumnos hispanos, pero maestros latinos escasean

Washington. El Comercio Newapaper. | 18 de Noviembre de 2011 a las 00:00
El aumento de alumnos hispanos en el país está forzando a las escuelas a enfrentarse a una escasez de maestros que comparten su herencia cultural. Según los expertos, más del 21% de escolares son hispanos, comparado conel 7% de profesores. Ninguna otra minoría étnica tiene tal disparidad, y hay mucho que perder: las investigaciones sugieren que la diversidad de maestros lleva a mayor asistensia, menos suspensiones y mejores calificaciones. Este mes, el Center for American Progress reportó que casi todos los estados — incluyendo Maryland y Virginia — necesitan profesores de minorías. El sistema escolar de Prince George, como muchos, enfrenta varios retos al encontrar maestros hispanos en tiempos de presupuestos ajustados. Muchos de sus residentes latinos son inmigrantes y no tienen títulos universitarios. Los recrutadores del condado han intentado varias estrategias: boca a boca, correos masivos, ir hasta Puerto Rico, recrutar de universidades con alumnos hispanos, y hasta ofrecer costos de relocación a los prospectos. De los 126,000 estudiantes en el segundo sistema más grande de Maryland, el 21% son latinos. Pero entre los maestros, la cantidad no pasa del 2%. Cuando los alumnos del 8vo grado almuerzan juntos, hay dos hispanos para cada alumno negro. Pero cuando es el turno de pre-escolar, la sala se llena en su mayoría de hispanos. Ellos son el futuro de la escuela. La porción de estudiantes latinos en escuelas públicas a nivel nacional se ha duplicado de 1989 a 2009, y aumentará en los próximos años. Es calificaciones, los alumnos hispanos están detrás de los blancos y los asiáticos. Los defensores de la importancia de estas cifras cuentan con los profesores latinos para ayudar a formar un puente entre la creciente brecha cultural y aumentar el rendimiento académico. “Es un mundo difícil para la juventud latina de nuestro país,” dijo Enid Gonzalez, abogada de CASA de Maryland. “Ellos miran a su alrededor y no encuentran a gente como ellos a menos que sean conserjes o personal de apoyo. Estamos perdiendo mentes jóvenes.’’

Descarga la aplicación

en google play en google play