Escúchenos en línea

Temen redadas de ilegales en Georgia

Por Mario Guevara, Atlanta Latino. Desde Atlanta, Georgia. | 15 de Marzo de 2007 a las 00:00
Los complejos de apartamentos se han convertido en el blanco de redadas de los agentes del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés). Al menos cinco apartamentos en los condados de Cobb y DeKalb, han quedado parcialmente vacíos ya que algunos de sus ocupantes oriundos de El Salvador, México y Guatemala fueron arrestados por ser indocumentados. El jueves 8 de marzo, minutos después de las 6 a.m., unos siete oficiales del ICE estacionaron sus camionetas -que según los testigos no portaban ningún distintivo-, cerca de la entrada principal de los apartamentos Azalea Place de la ciudad de Chamblee. El salvadoreño Germán Mendoza Cuatro, de 55 años, salió del apartamento 3500A, donde vivía desde el 2003 para subir a su automóvil y marcharse a su trabajo como obrero en construcción, cuando dos agentes lo interceptaron y le pidieron sus documentos. Como no tenía identificación que respaldara su estadía legal en Estados Unidos, los agentes le ordenaron subir a su casa a avisar que sería arrestado. Cuando tocó a la puerta y sus parientes le abrieron, los uniformados entraron con él y de inmediato comenzaron a exigirle documentos a todos los que ahí encontraron. Así junto con Mendoza fueron detenidos Francisco Javier Chávez, Mario Alberto Mendoza, René Mendoza y Sandro Díaz, todos de El Salvador. Los únicos que se salvaron fueron Mercedes Flores y Leonardo Contreras, por tener sus permisos de trabajo a la mano. "Pensé que eran policías y por eso les pregunté la razón del arresto, pues ellos son personas honestas y trabajadoras, sabía que no habían cometido ningún delito. En lugar de responderme me cuestionaron por mi estatus migratorio y entonces supe que se trataba de la ‘Migra’, pero como tengo mi licencia de conducir y permiso de trabajo vigente no me arrestaron", asegura Contreras. Tras la detención de los centroamericanos, los agentes tocaron a la puerta contigua, donde vive Andrés Cuatro, quien además de ser vecino, es familiar de los salvadoreños detenidos. Allí no se produjeron arrestos porque los habitantes son residentes permanentes. "Mi niña de nueve años estaba por irse a la escuela cuando ellos (los de Inmigración) llegaron y casi tumban la puerta, golpeaban como si hubiera algún criminal adentro. Al ingresar empezaron a abrir las puertas de los cuartos y gavetas y comencé a exigirles una orden, pero no tenían nada, luego se marcharon inconformes porque no pudieron detenernos. Es injusto, mi hija lloraba porque no sabía qué sucedía", manifiesta Andrés. El viernes 9 de marzo, alrededor de las 6 a.m. las camionetas de los agentes federales estaban otra vez en el mismo lugar. En esa ocasión, la víctima fue Carlos Guillermo, de Guatemala. Cuando Guillermo salía de su casa, los oficiales se le acercaron para interrogarlo. Al descubrir que carecía de documentos lo obligaron a subir a su casa donde detuvieron a dos de sus hermanos incluyendo menores de edad, que aún dormían. Enrique y Miguel Ángel Guillermo, padres de los muchachos, no fueron arrestados. Los detenidos en este segundo operativo fueron: Carlos, Brayan, Nicolás y Edwin, todos de apellido Guillermo y de 20, 18, 17 y 16 años de edad, respectivamente. Esta es la primera ocasión en que las autoridades efectúan dos redadas consecutivas en el mismo lugar. La noticia ya se difundió por la mayoría de complejos de Chamblee y algunas familias ya comenzaron a mudarse a otros condados y estados, según los testigos citados. Asimismo, una residente estadounidense de Azalea Place dice que Inmigración llegó el viernes y después volvió el domingo, lunes, y martes para hacer más redadas. Al principio los oficiales dijeron que buscaban gente que ya tenía delitos en su récord, pero ahora Casey Cruz dice que se están llevando aquellos con infracciones de tráfico. La estadounidense agrega que le comentaron que el martes oficiales llegaron a la parada de bus escolar y se llevaron un "montón" de gente. Cruz expresa que puede ser que esto sea un rumor porque los residentes de Azalea Place tienen miedo.

Descarga la aplicación

en google play en google play