Escúchenos en línea

Anticipan ola racista contra latinos en Georgia

Atlanta Latino, de Georgia. | 15 de Marzo de 2007 a las 00:00
El resurgimiento de movimientos agresivos contra hispanos en Georgia estaría próximo, según Blanca Escobar, una notaria salvadoreña que desde hace 16 años sirve a la comunidad latina residente en Gainesville. La suposición de Escobar surge por una carta "racista" publicada por el periódico The Gainesville Times, el principal diario estadounidense del condado de Hall, medio al que supuestamente Dennis Lieburn envió su comentario. En la misiva publicada el pasado 21 de febrero, Lieburn compara a los inmigrantes con animales que merecen ser cazados, y hace un llamado a los estadounidenses para que les "disparen". "Es algo verdaderamente injusto lo que incita hacer contra nosotros. El periódico falló al publicar esa carta porque fomenta la violencia contra un grupo étnico, si creen que eso no es una actitud racista, entonces que me expliquen el significado de esa palabra", apunta Escobar. Aunque la mujer indica haber sido víctima de discriminación en Gainesville, asegura que ahora las acciones negativas contra "nuestra comunidad" se deben a que los antiinmigrantes saben que se acerca la aprobación en el Congreso de un programa de legalización permanente. "Recuerdo perfectamente que antes, cada 1 de septiembre no debíamos salir de nuestras casas porque era la fecha en que marchaban los miembros del Ku Klux Klan (KKK, por sus siglas en inglés). Ahora que ya han sido obligados a actuar con los rostros descubiertos y que saben muy pronto que los indocumentados arreglarán su situación migratoria, están reclutando gente por doquier y haciendo cosas como estas", añade la mujer, con referencia a la carta. Ella estima que el incremento de las redadas migratorias en fábricas y los retenes policiales en las calles para detectar y entregar a Inmigración al indocumentado que maneja sin licencia de conducir, se deben a una estrategia de gobiernos locales y federales, para legalizar a la menor cantidad de gente posible con la reforma migratoria. "Son malagradecidos. Los extranjeros dejamos con dolor nuestras tierras para buscar la paz o mejores condiciones laborales. Al llegar hacemos el trabajo que ellos no quieren y me consta, porque trabajé durante seis años en recursos humanos en las polleras y los estadounidenses no duran ni dos días en esos puestos", advierte Escobar. La carta de este hombre ha generado revuelo y controversia en la comunidad latina de Gainesville. Lieburn menciona que Estados Unidos debe "imitar la costumbre de los soviéticos que mataban a los alemanes cuando intentaban cruzar Alemania del Este" y además eliminar los incentivos (reducir empleos y salarios, entre otras cosas) para que los inmigrantes no vengan a este país, e incrementar las penalidades por estar ilegalmente (la primera vez deportados y la segunda eliminados). Tal es la incomodidad que sintieron los abogados Joe Raymond, Arturo Corso, David Kennedy y Louis Negrón, que llegaron a pie hasta la sección editorial del periódico para quejarse de la carta, que consideran una "ofensa" a la sociedad. Los juristas aseguran haber sido recibidos por el editor, a quien le entregaron un escrito para que fuese publicado. Dicho documento salió impreso el domingo 4 de marzo y en él, se condena la actitud de Lieburn. "Lo que más nos molesta es que quienes atacan a los inmigrantes, se consideran patriotas. Ser patriota no quiere decir odiar a la gente que viene del otro lado del río, sino estar orgulloso de principios de igualdad, justicia y tolerancia de esta nación", dice el escrito. Los firmantes agregaron que pensamientos como el de Lieburn, desvalorizan la calidad del ser humano, ya que dejan entrever una retórica primitiva odiosa, refiriéndose a la frase que se lee "Así como tratamos a los osos para que no husmeen en la basura, debemos tratar a los inmigrantes". Corso, especialista en Defensa Civil, se pregunta "¿Dónde están los líderes de la comunidad latina?". Corso recalca que en el pasado, una carta "racista" como la de Lieburn hubiera sido suficiente para generar una protesta masiva, pero lamenta que los hispanos no hayan reaccionado. "No me explico por qué nadie hizo nada por defenderse. La carta incita a la violencia contra nosotros y de no haber sido por nuestra queja, nadie habría hecho nada, ¿dónde están los líderes?", insiste Corso. El letrado cree que así como se practica desde 1998 la tradicional Marcha por la Paz, tendría que existir una persona o entidad capaz de movilizar las masas para protestar por hechos "irracionales" como lo publicado por el Gainesville Times. Por su parte, Kennedy, aunque no es latino de ascendencia, asegura sentirse como uno de ellos y por ende está ofendido por la mentalidad del autor del mensaje. "No importa de qué color es una persona. Todos somos seres humanos y la existencia de alguien jamás puede ser ilegal, deberíamos dejar de usar esos términos", concluye. El condado de Hall, tenía hasta el 2005 una población aproximada de 29,806 habitantes, 17,954 de los cuales viven en Gainesville, donde el 33.2 por ciento es hispano. Se estima que el año pasado el flujo de inmigrantes se incrementó considerablemente, suceso que algunos creen ha hecho resurgir el Ku Klux Klan, organización que promueve la supremacía blanca y que en el pasado aterrorizó a los afroamericanos y judíos en el sudeste de Estados Unidos. La primera protesta del KKK contra los latinos fue en Gainesville en 1998 y la última a finales de noviembre del 2006 en Ellijay (al noreste de Atlanta).

Descarga la aplicación

en google play en google play