Escúchenos en línea

Dejan en las sombras a indocumentados

Washington. Notimex. | 11 de Diciembre de 2011 a las 00:00
La atención legislativa limitada para la inmigración de profesionistas o trabajadores especializados deja en 'las sombras' a 11 millones de indocumentados y es evidencia del fracaso del sistema migratorio en el país, indicó The Washington Post. 'La inhabilidad de Washington para una revisión completa de la política migratoria también significa que los 11 millones de inmigrantes indocumentados continuarán viviendo y trabajando en las sombras, en el campo, la construcción, hoteles y restaurantes', señaló el editorial del diario titulado 'Arreglos torpes en los márgenes de la inmigración'. Agregó que en tanto el Congreso se ocupa del tema marginalmente, 'los inmigrantes, la sangre vital de la economía estadunidense, continúan obteniendo un trato injusto'. El diario se refirió a la propuesta de ley aprobada el mes pasado en la Cámara de Representantes en la que se ofrece 140 mil 'greencards' o tarjetas de residencia permanente mediante un trabajo al año, principalmente para ingenieros y diseñadores de programas cibernéticos o científicos. Destacó que la ley fue 'balanceada' por un arreglo paralelo en las cuotas de migración basadas en lazos familiares que otorgará en más del doble el número de tarjetas verdes a los mexicanos y filipinos a costa de otros grupos nacionales. 'Eso hizo el trato atractivo para los demócratas e hispanos en el Congreso', puntualizó. Recordó que si la iniciativa se vuelve ley el periodo de espera para la obtención de la tarjeta de residencia para los diferentes grupos nacionales se nivelará cambiándolo a un sistema en el que se otorgarán a los primeros trabajadores de altas habilidades que la soliciten. Indicó que eso representa una mejoría ya que en la actualidad cada país tiene asignado un porcentaje del total de tarjetas de residencia que se expiden anualmente. Sin embargo, el diario resaltó que el número de tarjetas de residencia aún es 'lamentablemente inadecuado' y conduce a que trabajadores especializados y gente educada en las universidades estadunidenses terminen empleados en los países competidores de Estados Unidos. Destacó que nada de eso tiene que ver con el problema de los trabajadores indocumentados no calificados que ya están en el país y comprenden el 5.0 por ciento de la fuerza laboral nacional. 'La conclusión obvia es que el sistema de inmigración del país está gravemente descompuesto'.

Descarga la aplicación

en google play en google play