Escúchenos en línea

OIM elogia política migratoria venezolana

Caracas. Notimex. | 15 de Diciembre de 2011 a las 00:00

Pese a una disminución en relación con la década de 1970, Venezuela aún es terreno fértil para flujos migratorios de países andinos y caribeños, gracias a las políticas de protección social que ofrece el gobierno del presidente Hugo Chávez.

En un reporte, la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) constató que Venezuela aplica "políticas para integrar a los inmigrantes a su sociedad y proteger sus derechos a través de una amplia serie de programas sociales".

Venezuela "hace esfuerzos para modernizar su infraestructura física, su sistema de información, manejo de fronteras, legislación y educación de migrantes", añadió la organización intergubernamental dedicada promover una gestión ordenada y humana de la migración.

Con base en cifras del venezolano Instituto Nacional de Estadísticas (INE), de una población estimada en unos 29 millones, un millón 15 mil 538 son migrantes y se espera que en los próximos cinco años haya 0.3 migrantes por cada mil habitantes.

En el siglo pasado, Venezuela fue un importante receptor de migrantes, la mayoría de Colombia, España, Italia, Portugal, Cuba y Chile, y en la década de 1970 recibió una masiva oleada de extranjeros gracias a su creciente economía y el alza del precio del petróleo.

En la actualidad, Venezuela sigue recibiendo a miles de migrantes legales e ilegales, debido a las condiciones económicas de las naciones andinas, así como a colombianos que buscan refugio por el conflicto armado interno que vive su país.

A juicio del sociólogo Óscar Lucien, las corrientes migratorias han sido fundamentales para el desarrollo de la Venezuela moderna, en términos económicos y culturales.

"Nuestro país siempre ha estado abierto a la presencia de otros países y la cultura venezolana está conformada por todos estos aportes", señaló el también doctor en Ciencias de la Comunicación y la Información en declaraciones a Notimex.

Recordó que "Venezuela acogió a inmigrantes tanto de Europa en la década de 1950, como después, cuando las mayores corrientes migratorias eran de países más cercanos a Venezuela y acogió a muchos políticos inmigrantes en épocas de la represión en el Cono Sur".

Destacó que "en 1950 hubo una conjunción de intereses entre las personas que venían de todo el drama después de la guerra en Europa y un país que se estaba abriendo a la democracia después de una dictadura de muchos años".

"Esta inmigración aportó mucho en materia de construcción de edificaciones (italianos) y la agricultura (portugueses), restaurantera (española)" y de servicios, provenientes de Colombia, acotó el especialista.

La migración hacia Venezuela se inició en 1843, durante el segundo periodo del gobierno del general José Antonio Páez, quien autorizó que un contingente de familias alemanas pudiera establecerse en el alto valle donde nace el río Tuy, en el central estado Aragua.

A los tres meses de la llegada de los colonos se publicó en la Colonia Tovar el Prospecto de Boletín bilingüe, se elaboró la primera cerveza artesanal local (que aún se expende), se creó el primer jardín botánico y funcionó la escuela y el dispensario.

En la actualidad, el núcleo de la Colonia está compuesto por unas ocho mil 555 personas, que como sus ancestros se dedican al turismo, la producción de frutas, hortalizas y productos cárnicos, que se venden en automercados y restaurantes de la zona y de Caracas.

 


Descarga la aplicación

en google play en google play