Escúchenos en línea

Hazleton no sabe que hacer con su código contra inmigrantes

Agencia AP. Desde Scranton, Pennsylvania | 17 de Marzo de 2007 a las 00:00
Funcionarios a cargo de hacer cumplir el código en Hazleton jamás recibieron instrucciones sobre cómo verificar documentos de inmigración a pesar de las intenciones de la ciudad de hacer cumplir las leyes que se enfocan en los inmigrantes indocumentados, según testimonio de varios. Los inspectores de ejecución de códigos Rich Wech y Paul Kattner dijeron que desconocían cómo funciona el Acta de Alivio de Inmigración de Indocumentados y cuáles deben ser sus responsabilidades. El testimonio del viernes se presenta en el quinto día de la prueba de legalidad de un caso de esfuerzos locales para controlar la inmigración de indocumentados. La ordenanza de Hazleton, aprobada el verano pasado, le impone multas a propietarios de bienes raíces que le alquilen a inmigrantes indocumentados y le niega licencias de funcionamiento a comerciantes que los empleen. Una medida adherida a la ordenanza obliga a los arrendatarios a que se inscriban en el ayuntamiento. La organización que aboga por los derechos civiles, la American Civil Liberties Union _ACLU, por sus siglas en inglés _ demandó para que se eliminen las medidas, diciendo que el único que tiene jurisdicción sobre temas de inmigración es el gobierno federal. El juez federal, James M. Munley, bloqueó las medidas hasta cuando se defina el juicio que deberá proseguir la semana entrante. El ingeniero de la ciudad, Bob Dougherty, quien está a cargo de la oficina que rige el cumplimiento de las normas de zonificación y códigos, rindió testimonio diciendo que él no tiene procedimientos implantados para investigar alegatos de violaciones a la ordenanza. Pero el abogado de la ciudad, Kris Kobach, atribuyó la falta de políticas de operación a la orden del juez que bloquea el cumplimiento de la ordenanza. Dougherty también testificó que tanto él como otros funcionarios de la ciudad, se les consulta antes de que el concejo de la ciudad estudie una nueva ley. Pero dijo que ellos no tenía idea sobre al Acta de Alivio de Inmigración de Indocumentados hasta cuando lo presentaron ante el concejo de la ciudad. "Me enteré después del hecho que el alcalde tenía la ordenanza en Internet", dijo Dougherty. Los abogados demandantes alegan que el alcalde de Hazleton, Lou Barletta, quien rindió testimonio esta semana diciendo que él "tenía que hacer algo" para atender lo que él cree es una creciente oleada de crimen y violencia causada por los inmigrantes indocumentados. Por eso escribió el borrador de la ordenanza y la presentó ante el concejo de la ciudad en tres días _ apenas unas semanas después que cuatro inmigrantes indocumentados habían sido acusados de haber asesinado a un hombre de Hazleton. Sin tener información válida, Barletta también había rendido testimonio diciendo que él había determinado que los inmigrantes indocumentados drenaban los recursos de cuidado de salud, educación y de horas extras de oficiales de la fuerza pública. Pero Sam Monticello, director de la administración de Hazleton, rindió testimonio el viernes diciendo que en el último presupuesto de la ciudad no se mencionó nada sobre el supuesto creciente costo que causan los inmigrantes indocumentados. Debido una tormenta de nieve el proceso se suspendió temprano el viernes. La ciudad tendrá la oportunidad de interrogar a Monticello el lunes.

Descarga la aplicación

en google play en google play