Escúchenos en línea

Republicano gobernador de Texas recluta a Arpaio de cara a primarias

Houston. El Comercio. | 27 de Diciembre de 2011 a las 00:00

El aspirante a la candidatura presidencial republicana y actual gobernador de Texas, Rick Perry, ha enrolado al controvertido sheriff de Arizona Joe Arpaio, muy criticado por su dura postura frente a los inmigrantes, en su último esfuerzo antes de los comicios republicanos del estado de Iowa.

Según destacan este martes medios estadounidenses, Arpaio, quien actualmente está bajo la lupa del Departamento de Justicia por su presunta actitud discriminatoria con los hispanos en Arizona, fue el encargado de presentar hoy a Perry en uno de sus últimos actos de cara a los "caucus" de Iowa el 3 de enero, que darán el pistoletazo de salida a la carrera por hacerse con la candidatura republicana de cara a las presidenciales de noviembre del año próximo.

Arpaio presentó este martes a Perry en un pequeño acto electoral local y a la par aprovechó para defenderse de las acusaciones lanzadas por el Departamento de Justicia en su contra a mediados de mes, que calificó como un "ataque sorpresa de la administración Obama". "El Departamento de Justicia fue a por mí y me quitó la autoridad. Pero todavía tenemos leyes estatales y sé que el gobernador cree en las leyes estatales. Así que lo necesitamos en Washington. Voten por el gobernador Perry el 3 de enero", dijo Arpaio, según la cadena MSNBC.

Para el diario "Dallas News", el uso de Arpaio tiene como objetivo apelar al "fervor anti-inmigratorio" de cara a la primera ronda de elecciones en varios estados del país que ayudarán a definir al candidato republicano que se enfrentará a Barack Obama el 6 de noviembre el año próximo. Salvo Newt Gingrich, quien se desmarcó en uno de los últimos debates republicanos abogando por una postura más humana al menos con los inmigrantes indocumentados que lleven viviendo largo tiempo en el país, todos los demás precandidatos dicen apoyar una política de mano dura contra los sin papeles y por reforzar más aún la frontera con México.

El 15 de diciembre, el Departamento de Justicia anunció que tiene pruebas suficientes para afirmar que Arpaio mantuvo durante años un patrón de conducta "discriminatorio" contra los latinos. Consecuentemente, le fueron retiradas algunas de sus atribuciones en materia de detención de inmigrantes y contactos con las autoridades migratorias federales.

Arpaio, una de las figuras más polémicas en el duro debate que se vive en Estados Unidos en torno a la inmigración, llevaba siendo investigado desde 2008 por el Departamento de Justicia ante las sospechas de que practicaba la discriminación por motivos raciales y culturales durante su gestión en el condado de Maricopa, uno de los más activos en la detención de indocumentados en los estados fronterizos con México del país.

De hecho, ha sido uno de los principales defensores -e implementadores- de la ley migratoria de Arizona SB1070 y llegó a crear una zona especial para albergar a los indocumentados detenidos en la polémica cárcel en tiendas de campaña ("Tent City") que mantiene en su condado. A finales de noviembre, el controvertido sheriff anunció su apoyo -que había sido cortejado por varios de los aspirantes a candidato republicano- a Perry.

Este por su parte lo defendió nada más conocer las acusaciones del gobierno de Obama en su contra y aseguró que en caso de convertirse en el próximo presidente de Estados Unidos no irá en contra de estados con duras leyes migratorias como Arizona o Alabama, de acuerdo con los reportes.

 


Descarga la aplicación

en google play en google play