Escúchenos en línea

Plantas acusadas de contaminar barrios latinos de Chicago mejoran sus controles

Chicago. EFE. | 27 de Diciembre de 2011 a las 00:00

La empresa propietaria de dos plantas que producen electricidad con carbón en Chicago, y son acusadas de contaminar barrios latinos, anunció este martes la instalación de controles de emisión para cumplir con las nuevas reglas ambientales estatales y federales.

"En materia de limpieza ambiental hemos sido líderes en Illinois", dijo Susan Olavarría, vocera de la empresa Midwest Generation que opera las plantas Fisk y Crawford de Chicago, así como generadoras en otras ciudades del estado como Waukegan, Joliet, Romeoville y Pekín.

La empresa, que es una subsidiaria del Edison Mission Group de Santa Ana, California, se estableció en 1999 en Illinois después de adquirir las seis plantas de energía del estado que funcionan con carbón.

"Todas nuestras plantas se encuentran en cumplimiento de las regulaciones de la Agencia de Protección del Medio Ambiente de los Estados Unidos (USEPA)", afirmó en una entrevista con Efe.

Olavarría se refiere a las normas de contaminación del aire en el estado que comenzarán a regir el 1 de enero de 2012, y la regulación de emisiones de contaminantes peligrosos del aire que entrará en vigor en 2015.

La portavoz dijo que le empresa ha invertido en controles adicionales de contaminación, entre ellos "sistemas de reducción no catalítica selectiva" que disminuyen las emisiones de óxido de nitrógeno.

Los nuevos controles permitirían que Midwest cumpla con los límites de emisión establecidos por Illinois y la USEPA, agregó.

Según un comunicado de la empresa, con los nuevos sistemas y los controles implantados desde 1999 la emisión de óxido de nitrógeno se reducirá en un 80 por ciento.

Asimismo, Midwest habría reducido las emisiones de dióxido de sulfuro -que causan lluvia ácida- en un 40 por ciento desde 1999, y a partir de enero cumplirá con los nuevos límites, agrega el comunicado.

Olavarría destacó asimismo que Midwest ha estado entre los líderes de la industria en el desarrollo e instalación de controles de emisión de mercurio en todas sus plantas en 2008 y 2009.

"Casi todas las unidades de generación de energía de la empresa han reducido las emisiones de mercurio en más del 90 por ciento, cumpliendo con la primera regulación emitida por USEPA", dijo.

Grupos ambientalistas presionan en el Concejo Municipal de Chicago por una ordenanza sobre energía limpia, que apuntaría a las plantas Fisk y Crawford que producen electricidad con carbón y contaminarían los barrios latinos Pilsen y La Villita.

Según la Coalición a favor del Aire Limpio, el 72 por ciento de las personas consultadas en una encuesta reciente opinó que la municipalidad debería tomar medidas para limpiar el aire o cerrar las plantas que funcionan con carbón.

Los ambientalistas afirman que la contaminación de esas plantas sería responsable de 42 muertes prematuras, 66 ataques cardíacos y por lo menos 720 crisis asmáticas todos los años.

Estas informaciones se basarían en estudios realizados desde 2001 por la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard.

Sin embargo, Midwest afirmó que investigaciones realizadas por sus expertos en Pilsen y La Villita "no presentaron niveles más altos de asma que otros vecindarios" de Chicago.

Las nuevas regulaciones estatales y federales requerirán de otras reducciones de dióxido de sulfuro en los próximos años, lo que obligará a Midwest a "modernizar sus equipos o eliminar algunas unidades generadoras de energía", dice el comunicado.

Sin embargo, Olavarría negó la posibilidad del cierre de Fisk y Crawford, como reclaman los ambientalistas, debido a las altas inversiones realizadas para modernizar el equipamiento.

La discusión de la ordenanza sobre generación de "energía limpia" se arrastra desde el año pasado en el Concejo Municipal, con opiniones encontradas sobre el futuro de las plantas construidas entre 1903 y 1924.

 


Descarga la aplicación

en google play en google play