Escúchenos en línea

El muro no funcionará, dice experto de Yale

Agencia EFE. Desde Ciudad de México. | 22 de Marzo de 2007 a las 00:00
El muro que Estados Unidos proyecta construir en su frontera con México "no funcionará", aseguró este jueves en México el historiador inglés Paul Kennedy, que afirmó que la historia demuestra que estas vallas "nunca funcionan". Kennedy, director del programa de Seguridad Internacional de la Universidad de Yale (EEUU), añadió que además la construcción de esta clase de muros deja muy mala reputación sobre quien los proyecta, como en el caso de Alemania del Este o Israel, dijo a Efe después de dar una conferencia en El Colegio de México. Explicó que son cuatro los factores que provocan que se construyan muros así, y que al estar mezclados no permiten encontrar una solución única y simple. El primero de ellos es la preocupación legítima causada por el gran flujo de inmigración ilegal que entra al país y el intento de controlarlo y regularlo efectivamente, y que también ocurre en países como Italia, Francia o Suiza. La segunda razón es el factor criminal que en ocasiones acompaña a esta inmigración ilegal, como por ejemplo las drogas y las armas. El tercer motivo es la seguridad nacional, para procurar frenar los posibles grupos extremistas o fundamentalistas que pueden entrar al país con la inmigración si se abren las fronteras, miedo que se ha incentivado desde los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001. La cuarta y última razón son los sentimientos anti-inmigrantes de algunas zonas del país influenciadas por ciertos grupos políticos, como ocurrió en Francia con Jean-Marie Le pen, dijo. Kennedy afirmó que México juega un rol fundamental en cualquier plan que quiera emprender EE.UU. con Latinoamérica para controlar el flujo migratorio y de drogas porque es clave geográficamente hablando. Además, dijo que si México rechazara el plan, no se podría llevar a cabo, aunque si otros países fueran los que lo rechazaran, no pasaría nada. El experto dijo que EE.UU. es una potencia en decadencia. Explicó que todos los países intentan evitar la hegemonía de otra nación, ya sea con el incremento de su fuerza militar, como en el caso de China y de Rusia, con la mejora de su situación económica y comercial, o bien con el establecimiento de visiones alternativas para el orden mundial y el medio ambiente. "Un país hegemónico inteligente lo evitaría, uno que no lo fuera no haría nada al respecto", indicó, y añadió que EE.UU. debería ser "más sabio y más responsable si no quiere que ciertos líderes contrarios, como Hugo Chávez (presidente de Venezuela) fomenten los sentimientos anti-americanos (estadounidenses)". Agregó que la visita "selectiva" del presidente de EE.UU., George W. Bush, a ciertos países latinoamericanos demuestra que la Casa Blanca comienza a darse cuenta de que hay que prestar más atención a todo el continente americano.

Descarga la aplicación

en google play en google play