Escúchenos en línea

Presentan otra propuesta de ley migratoria

BBC Mundo. Desde Washington. | 22 de Marzo de 2007 a las 00:00
La reforma migratoria volvió al escenario político estadounidense este jueves con la presentación de un proyecto en la Cámara Baja que apunta a legalizar a unos 12 millones de inmigrantes indocumentados en medio de serias dudas sobre la viabilidad política de la ley en el Senado. "Este proyecto de ley nos permitirá mejorar la protección de nuestras fronteras y reformar un sistema migratorio que está obstaculizando los negocios, perjudica a las familias y daña a las comunidades", dijo en Washington el congresista demócrata Luis V. Gutiérrez de Illinois. El proyecto auspiciado por Gutiérrez y su contraparte republicano, Jeff Flake de Arizona, establece una residencia condicional de seis años para los indocumentados que hayan llegado antes del 1 de junio de 2006. El proyecto exige registrarse con las autoridades como trabajadores temporales, ponerse al día con los impuestos y pagar multas iniciales de US$2.000. Para tramitar una residencia legal tendrían que cruzar la frontera y volver a ingresar legalmente a EE.UU. en algún momento de ese período condicional, según el borrador del proyecto facilitado a la BBC. Los inmigrantes que gestionen la legalización además serían obligados a tomar cursos de moral, cívica e inglés. El proyecto de ley fue bien recibido por sectores que abogan por los derechos de los inmigrantes, pero el ex presidente de la Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos (LULAC), Héctor Flores, dijo a BBC Mundo que son pocas las perspectivas de que sea aprobado mientras no haya un consenso en ambas cámara del Congreso. "Creo que es una buena gestión para empezar este debate, pero no creo que haya suficiente apoyo en ambos partidos para darle residencia legal a todos los que están aquí sin documentos", dijo Flores. Del otro lado del espectro político las objeciones son distintas. "Preferiríamos que los miembros del Congreso por primera vez intenten respaldar los robustos programas de vigilancia de la ley, tanto en la frontera como en el interior de EE.UU., en lugar de proponer cosas fantasiosas", señaló a la BBC, John Keeley, portavoz del Centro para Estudios Migratorios (Center for Immigration Studies), un centro de análisis que se opone a la inmigración. El proyecto también especifica una serie de medidas de seguridad para evitar el ingreso de más indocumentados, pero no menciona la construcción de un muro en la frontera con México que fue parcialmente aprobada en 2006. "Hay unos lugares donde ya hay muro y donde se estaba arreglando el muro. La idea no es construir un muro completo de un lado a otro. No tiene sentido y no sería económicamente viable", dijo a BBC Mundo el congresista de Puerto Rico, Luis Fortuño. "Aquí lo que se está hablando es que se garantice la seguridad nacional luego de los ataques del 11 de septiembre, que verdaderamente haya un programa de trabajadores migrantes, un programa para formalizar la estadía de aquéllos que ya están aquí y que no se penalice a la gente que lo que quiere es trabajar", agregó. El proyecto de Gutiérrez y Flake prevé aproximadamente 400.000 visas al año para trabajadores temporales. Mientras las objeciones del lado republicano están relacionadas con la seguridad, del lado demócrata los sindicatos tienen sus propias preocupaciones. "Los sindicatos quieren que se respeten todas las leyes laborales. Si van a aceptar todos estos trabajadores no quieren que los salarios disminuyan", según Flores. La reforma migratoria fue aprobada el año pasado en el Senado con los votos de republicanos y demócratas, pero el proyecto no avanzó en la Cámara Baja debido a la oposición de elementos conservadores en la mayoría republicana del anterior Congreso. El gran interrogante con la reforma migratoria en 2007 tiene que ver con el Senado. La medida fue aprobada el año pasado en la Cámara Baja con un proyecto auspiciado por el demócrata Edward Kennedy, de Massachussetts, y el republicano John McCain, de Arizona. Sin embargo, este año todavía no se ha producido un acuerdo en el Senado y algunos sospechan que esto estaría relacionado con presiones de sectores conservadores sobre McCain, quien actualmente es precandidato a la nominación presidencial del Partido Republicano en 2008.

Descarga la aplicación

en google play en google play