Escúchenos en línea

Organizaciones proinmigrantes censuran deportación de mexicana presa en EU

Los Ángeles. El Universal. | 1 de Marzo de 2012 a las 00:00

Organizaciones proinmigrantes preparan movilizaciones y protestas para apoyar a la mexicana Blanca Cárdenas, quien fue deportada a Tijuana, Baja California, a una semana de ser arrestada por negarse a abandonar su casa embargada.

"Blanca fue deportada alrededor de las siete de la noche de este miércoles y ya hoy su esposo viajó a Tijuana para ubicarla y saber en dónde va a vivr", explicó el activista Javier Rodríguez.

Cárdenas, quien se encontraba en forma ilegal en Estados Unidos, está casada con el estadunidense Gerardo Quiñones, con quien tiene una hija de 18 meses de edad, nacida en este país.

Rodríguez indicó que organizaciones y defensores de los derechos de los inmigrantes realizarán una rueda de prensa mañana viernes con Blanca en una zona de la frontera.

Los grupos cuestionan la forma tan expedita en que actuó el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) de Estados Unidos al deportar a Cárdenas en cuestión de días.

Rodriguez indicó que las organizaciones planean además manifestarse el sábado 10 de marzo en el centro de Los Ángeles para condenar esta acción, que califican como "inhumana y separadora de familias".

Entre las organizaciones participantes destacan la Hermandad Mexicana TransNacional, Dec 12 Coalition, Occupy LA y Buen Hogar Foundation.

La mexicana había sido detenida el miércoles de la semana pasada cuando se negó a abandonar su hogar, que enfrentaba un proceso de embargo por falta de pagos, en el marco de la peor crisis de vivienda en la historia de este país.

Cárdenas, originaria del occidental estado de Colima, fue arrestada cuando agentes de policía llegaron a su casa en North Hollywood con una orden de desalojo, y la recluyeron en una cárcel de Van Nuys.

Su casa había sido embargada por el Bank of América y vendida a un nuevo propietario. Sin embargo, Cárdenas pensó que estaba amparada por la ley debido a que su esposo se declaró en bancarrota, por lo que creyó que podría permanecer en su casa.

Según la vocera del ICE, Virginia Kice, Cárdenas tenía una orden de detención que solicitaba que fuera entregada a las autoridades de inmigración, debido a que ya había sido deportada en 2002.

 


Descarga la aplicación

en google play en google play