Escúchenos en línea

Millonarios financian a estudiantes indocumentados

Nueva York, EEUU. Agencia Notimex. | 6 de Marzo de 2012 a las 00:00

Un grupo de líderes empresarios de Silicon Valley, impacientes con las reformas en la leyes de inmigración, realizan esfuerzos de financiación para ayudar a jóvenes indocumentados a asistir a la universidad y permanecer en el país.

Según el diario The Wall Street Journal el grupo incluye a Jeff Hawkins, inventor del Palm Pilot, las fundaciones de la familia de Andrew Grove, cofundador de Intel Corp., y Mark Leslie, fundador de la antigua Veritas Software Corp.

Laurene Powell Jobs, viuda del cofundador de Apple Inc., Steve Job, ha apoyado durante varios años a los estudiantes indocumentados a través de sus organizaciones en las que se ayudan a estudiantes de secundaria de bajos ingresos.

El dinero de Silicon Valley es parte de una respuesta más amplia de los Estados e individuos ante el Congreso, que no ha aprobado el Dream Act.

Este es una legislación federal que ofrecería un camino a la legalización para los inmigrantes indocumentados que se gradúan de una escuela secundaria, asisten a la universidad o se alistan en el ejército estadunidense.

"Creemos que la inacción del Congreso es devastador para estos estudiantes y trágico para el país", dijo Powell Jobs, quien fue una de los primeras en el sector de tecnología en respaldar la iniciativa de ley Dream Act.

El enfoque de la filantropía en Silicon Valley es Educadores para una Consideración Justa, o E4FC, una organización no lucrativa que da becas, asesoramiento profesional y servicios jurídicos a estudiantes traídos de forma ilegal hacia Estados Unidos cuando eran niños.

Las empresas que concientemente contratan a inmigrantes indocumentados pueden enfrentarse a sanciones civiles y penales.

Otra de la ideas de los empresarios de Silicon Valley que realizan donaciones a este fondo es la posibilidad de utilizar prácticas no remuneradas como una forma para que los estudiantes llamen la atención de empresarios, que más tarde podrían ser patrocinadores de una visa de trabajo legal.

Después de ayudar con pequeñas donaciones a docenas de estudiantes por medio de las universidades, la organización basada en San Francisco se expandió con el dinero de los líderes de empresas de alta tecnología.

Según el diario, en la actualidad la entidad ha recurrido a abogados de inmigración para ofrecer asesoramiento legal a cientos de estudiantes indocumentados.

 


Descarga la aplicación

en google play en google play