Escúchenos en línea

Grecia anuncia nuevas medidas para controlar la inmigración ilegal

Atenas. Agencias. | 1 de Abril de 2012 a las 00:00
El Gobierno de coalición griego continúa luchando contra la inmigración ilegal, como demuestran el Ministro de Sanidad Andreas Loverdos y el de la Protección del Ciudadano (antes de Orden Público) Mijalis Jrisojoídis, que han anunciado este domingo en rueda de prensa varias medidas para paliar la situación amparándose en que la inmigración ilícita es un peligro para la salud pública.
Hace ya unos días Crisojoídis anunció oficialmente la creación de una serie de centros de detención para los más de 130.000 inmigrantes ilegales del país (número que las ONGs griegas aumentan hasta el medio millón), los cuales serían posteriormente deportados. El ministro, que se tuvo que enfrentar tanto a las protestas de los prefectos como a las de los habitantes de casi todas las provincias por esta decisión, ha dejado bien claro este domingo que en estos centros no habrá personas enfermas, sino únicamente los que no tengan los permisos de residencia pertinentes.
Asimismo el ministro se ha mostrado comprensivo con las reacciones de quienes se oponen a la creación de estas instituciones cerca de su lugar de residencia, subrayando que se trata de un tema de importancia nacional. El primero de dichos centros (con capacidad para mil personas) entrará en funcionamiento antes de las elecciones.
El político, anunció también la inauguración de una línea telefónica para los ciudadanos en la que se podrá denunciar dónde se encuentran las estancias donde viven los inmigrantes en lamentables condiciones de salud. Se sabe que hay edificios en los que llegan a vivir mas de treinta personas en habitaciones destinadas para cuatro y sin suficientes instalaciones sanitarias.
Además, habrá a partir de ahora sanciones penales para quienes alquilen estas estancias a los inmigrantes ilegales, así como para quienes les ofrezcan empleo (especialmente en lugares relacionados con la salud pública). Las nuevas ordenanzas ministeriales permitirán tres meses para poner en aplicación estas sanciones, por lo que a partir del 1 de Julio todos los inmigrantes deberán tener un certificado sanitario.
Crisojoidis ha anunciado también que se entrevistará en Bruselas con la Comisaria de Asuntos de Interior Cecilia Malmstrom para explicar la voluntad política del país en poner en practica los compromisos tomados con el Plan Nacional de Acción para los flujos migratorios, para lo que solicitará la ayuda de la Comisión Europea. Grecia se ha visto amenazada con dejar de formar parte del grupo Schengen debido a la entrada incontrolada de inmigrantes por mar y tierra provenientes de Asia y África desde las costas turcas.

Descarga la aplicación

en google play en google play