Escúchenos en línea

Brasil paga a España con la misma moneda migratoria

Brasilia. PL. | 2 de Abril de 2012 a las 00:00

A partir de este lunes los españoles que intenten ingresar a Brasil tendrán que cumplir exigencias similares a las que les impone Madrid a los brasileños para viajar y entrar a esa nación europea, informaron fuentes gubernamentales.

Entre los requisitos para viajar a Brasil, los españoles tendrán que mostrar los comprobantes de pasajes de ida y regreso -con fecha marcada-, así como tener el pasaporte válido por un mínimo de seis meses, según normas del llamado acuerdo de reciprocidad, vigente desde este lunes. Si el viajero de la nación ibérica se va a hospedar en un hotel brasileño, tendrá que presentar el documento de reserva y en caso de que vaya a estar en casa de amigos o parientes, tendrá que mostrar una carta-invitación.

Esa misiva deberá cumplir los requisitos de estar firmada por el responsable de la vivienda donde va a estar el español, autenticada en notaria y acompañada de un comprobante de residencia de la persona que se hace cargo del visitante.

Por último, los españoles que quieran venir a Brasil tienen que demostrar su capacidad financiera para sufragar gastos de 170 reales (unos 90 dólares) diarios durante su estancia en el gigante suramericano.

Anunciadas recientemente por el Ministerio de Relaciones Exteriores como reciprocidad a las medidas que deben cumplir los brasileños para ingresar en España, los nuevos requisitos no constituyen -según el Gobierno- una represalia.

En los últimos meses, muchos brasileños -incluidas personas de avanzada edad- relataron y denunciaron humillaciones, discriminación y prejuicios al tratar de viajar o ingresar en territorio del país ibérico.

Asimismo contaron que una vez en aeropuertos españoles e imposibilitados de ingresar a ese país, les han impedido comunicarse con diplomáticos y autoridades brasileñas, como recientemente sucedió con una anciana de 74 años de edad en la terminal aérea de Barajas, en Madrid.

Medios de prensa recuerdan que en junio de 2011, en una audiencia pública del Congreso Nacional, el canciller Antonio Patriota refirió algunas de las quejas de ciudadanos por el tratamiento recibido en España.

Por ese asunto, señaló, conversó con su homóloga española, Trinidad Jiménez, y le manifestó la posibilidad de que Brasil podría adoptar el llamado acuerdo de reciprocidad, que entró hoy en vigor.

 


Descarga la aplicación

en google play en google play