Escúchenos en línea

Amenazan con demandar a Arpaio por racismo

Phoenix. Granma. | 4 de Abril de 2012 a las 00:00

El Departamento de Justicia de Estados Unidos amenazó con demandar al alguacil del condado Maricopa, Joe Arpaio, tras fracasar las negociaciones por acusaciones de discriminación contra inmigrantes hispanos en el estado de Arizona.

Arpaio se negó a aceptar a un monitor designado por la corte para supervisar los cambios en su oficina, uno de los requisitos del Departamento de Justicia, tras conocerse denuncias por detener ilegalmente a residentes hispanos y la denegación de servicios en la cárcel, reporta Prensa Latina.

El fiscal general Adjunto Roy L. Austin Jr. escribió una carta al abogado de Arpaio en la cual comenta que el controvertido alguacil "está perdiendo el tiempo y no negocia de buena fe".

"Sus tácticas han provocado al Departamento de Justicia desperdiciar tiempo y recursos valiosos", subrayó Austin.

El alguacil de Maricopa, que se auto titula como el "sheriff más duro de Estados Unidos," ha sido criticado por obligar a los presos a vestir ropa interior de color rosa y a realizar duros trabajo en cuadrillas.

La oficina policíaca dirigida por Arpaio está bajo investigación federal desde 2008, y en diciembre pasado, el Departamento de Justicia acusó al sheriff por violar los derechos civiles de los hispanos.

Según el informe de las autoridades federales, el departamento dirigido por Arpaio está involucrado en un "patrón o práctica de inconstitucionalidad policial" por parar, detener y arrestar de forma ilegal a los inmigrantes hispanos.

Entre las acusaciones realizadas a la policía de Maricopa destaca que los prisioneros latinos son castigados si no entienden las órdenes en inglés y se les niega el acceso a servicios básicos tales como ropa nueva, e información acerca de los programas de liberación temprana.

Por su parte, un gran jurado federal en Phoenix investiga si Arpaio utilizó su autoridad para investigar e intimidar a los opositores políticos y si su oficina malversó dinero del gobierno.

La investigación que se sigue contra el sheriff Arpaio y su Departamento de Policía es uno de los 17 procesos que ejecuta la División Civil del Departamento de Justicia ante denuncias de abuso policial y discriminación.

Actualmente están bajo escrutinio de la justicia los departamentos de policía de Nueva Orleans, Newark, Seattle, Puerto Rico, Portland, Oregon, y en East Haven, Connecticut.

 


Descarga la aplicación

en google play en google play