Escúchenos en línea

Usan indocumentados para construir muro

Agencia PL. Desde Washington. | 30 de Marzo de 2007 a las 00:00
Una compañía de California contrató a indocumentados para levantar un muro fronterizo destinado a inhibir la inmigración ilegal hacia Estados Unidos, reseñó este viernes el diario The Washington Times. Autoridades judiciales californianas sancionaron a directivos de la firma constructora por el procedimiento administrativo ilícito, que representa un contrasentido en momentos en que la administración republicana refuerza los controles migratorios. Mel Kay, líder de la empresa Golden State Fence, fue hallado culpable por una corte federal de San Diego y sentenciado a seis meses de prisión domiciliaria y mil horas de servicios comunitarios. También Michael McLaughlin, otro gerente de la corporación, fue sancionado a un semestre de encierro en su propia casa por la contratación de trabajadores ilegales para la edificación de la valla frente a la frontera con México. La compañía llegó a construir más de un kilómetro de cerca de 30 metros de alto desde la colina Otay, en California, hasta el cruce fronterizo de San Diego y tendrá que pagar unos cinco millones de dólares por el delito menor de infracción migratoria. Sin aguardar por la demorada reforma federal de inmigración, una veintena de estados norteamericanos modificaron sus legislaciones particulares para regularizar la situación de millones de indocumentados en Estados Unidos. Según un reporte del diario USA Today, los criterios conservadores prevalecieron en la mayoría de las normativas departamentales, y las gobernaciones se preparan para decretar sus propias medidas punitivas contra los extranjeros sin papeles. La Conferencia de Legislaturas Estatales confirmó que durante los últimos 18 meses al menos 27 estados promulgaron leyes para endurecer las sanciones contra indocumentados, y limitaron el acceso de éstos a servicios públicos. En dos recientes resoluciones, Louisiana y Colorado dictaminaron imponer severas multas a empresas y contratistas de inmigrantes ilícitos, que suman unos 11 millones en Estados Unidos.

Descarga la aplicación

en google play en google play