Escúchenos en línea

Capturan a asesinos de coyote salvadoreño

Por Josué Rodríguez, diario Vanguardia. Desde Piedras Negras, Coahuila. | 30 de Marzo de 2007 a las 00:00
Elementos de la Policía Ministerial de Piedras Negras detuvieron a tres probables responsables del homicidio de un salvadoreño que el pasado 10 de marzo fue localizado flotando en el río Bravo, encadenado de pies y manos, informó la Procuraduría de Justicia de Coahuila, zona norte. El delegado de la dependencia, Santos Vázquez Estrada, informó que la víctima fue identificada como Moisés Muñoz Isaula, de 30 años, originario de la República de El Salvador, y presuntamente dedicado al tráfico de personas. Comentó que bajo un fuerte dispositivo de seguridad se montó un operativo durante la madrugada, logrando detener a los tres sujetos en sus domicilios, y en virtud de que no existía flagrancia, se solicitó un arraigo por 30 días ante el juez penal Juan Antonio García de la Fuente El funcionario informó que el cuerpo que apareció flotando en el río Bravo el pasado 10 de marzo presentaban heridas de arma blanca y múltiples golpes en el cráneo. Detalló que tras enviar fotografías a los servicios policiales de Estados Unidos, en Los Ángeles, California, Lilian Muñoz logró identificarlo como su consanguíneo. "La información que proporcionó la hermana de la víctima llevó a los elementos de la Policía Ministerial a ubicar y detener a los probables responsables, a los que se identificó como Jonathan Maneses Velázquez, Armando Aguilar Aguirre y Jorge Avilés Pérez, de 25, 25 y 36 años, respectivamente", aseguró el funcionario. Los detenidos, dijo, detallaron que con engaños lo llevaron al ejido El Centinela, a unos 15 kilómetros al norte de Piedras Negras, donde estuvieron tomando hasta embriagarse, ya ahí lo empezaron a golpear y a picar con una navaja hasta que le dieron muerte, procediendo a encadenarlo de pies y manos, y arrojarlo al río Bravo para que se hundiera y ocultar el crimen. "En su declaración, Jonathan y Armando aseguran que lo asesinaron porque tenían problemas con él porque cuando tomaba les causaba demasiados problemas, y que inclusive ya los había amenazado de muerte, ya que les decía que si no lo mataban, él sí lo haría", afirmó. Otro de los detenidos, Jorge Avilés Pérez, se encuentra también bajo investigación porque al parecer uno de los homicidas le comentó lo que planeaba, y éste estuvo de acuerdo.

Descarga la aplicación

en google play en google play