Escúchenos en línea

Se extiende el fenómeno migratorio a todo Hidalgo

Pachuca. eluniversal.com.mx. | 15 de Abril de 2012 a las 00:00
El Valle del Mezquital dejó de ser el centro migratorio de esta entidad para extender el fenómeno hacia los 84 municipios, 50 de ellos con una fuerte presencia de migrantes, que han llevado a Hidalgo del noveno al quinto sitio a nivel nacional.
Considerado como una entidad emergente para la migración, fue a partir de 1970 que comenzó la expulsión de mano de obra de las comunidades indígenas del Valle del Mezquital, en esos años la región presentaba un alto índice de pobreza comparado con algunas regiones del continente africano. En la década de 1990 y principios de 2000 se dio un “boom” migratorio en la zona.
“Todos queríamos salir”, recuerda Edmundo Ramírez Martínez, secretario de Asuntos Migratorios del Comité Nacional de la CNOP y ex diputado federal por Hidalgo, quien destaca que datos de esta organización obtenidos a través de los clubes de hidalguenses en Estados Unidos señalan una presencia de inmigrantes de 320 mil, cifra que contrasta con la presentada por la Oficina de Atención al Migrante en el estado y el extranjero, a cargo de Carmen Dorantes, que mantiene una estadística de 250 mil.
Antes, la migración hidalguense se centraba en los municipios del Valle del Mezquital, principalmente de Ixmiquilpan, posteriormente se incorporaron demarcaciones como Cardonal, Chilcuatla, Santiago de Anaya, Actopan y la sierra Gorda, en lugares como Zimapán. Con esta migración Hidalgo ocupó durante varios años el noveno lugar.
Desde hace poco, precisa Carmen Dorantes, el fenómeno migratorio se extendió y pobladores de las 84 demarcaciones empezaron a migrar, la mitad de los municipios con una alta incidencia.
Para Ramírez Martínez son al menos 50 municipios los que expulsan en gran medida a migrantes. La distribución de hidalguenses en la Unión Americana se da principalmente en Florida, donde se registra la presencia de ciudadanos oriundos del Valle del Mezquital; en las Vegas se han establecido los migrantes del Altiplano.
Mientras que a la ciudad de Chicago ha llegado población de Pachuca y el Altiplano; en Nueva York se han asentado oriundos de los municipios que pertenecen al Valle del Mezquital, pero que colindan con el Estado de México, como Tula y demarcaciones limítrofes a esta urbe.
Para Luis Vega, presidente del Consejo Supremo Ñhañhu —organización creada en Ixmiquilpan y dedicada al apoyo de inmigrantes—, la migración en esta parte del territorio hidalguense data desde 1950, lo que ha dejado que algunas comunidades se encuentren habitadas prácticamente por personas adultas.
Una de estas comunidades, señala, es La Florida, que apenas tiene 800 pobladores, en su mayoría ancianos. La expulsión de mano de obra de las demarcaciones del Valle del Mezquital, destaca, ha generado beneficios, pero también algunos aspectos negativos como es la falta de trabajo comunitario, pues no hay hombres en edad productiva.
Carmen Dorantes afirma que “la población que viaja más es la del Valle del Mezquital, Chapantongo y Santiago de Anaya”. En esta temporada, destaca la funcionaria, los campesinos hidalguenses se incorporan al trabajo agrícola, por lo cual “anualmente 5 mil pobladores abandonan sus comunidades de origen para buscar empleo en el campo y restaurantes”.
Atrás quedó la expulsión de mano de obra campesina y en edad adulta. A partir del año 2000 son los jóvenes con estudios los que abandonan sus comunidades de origen, asegura Edmundo Ramírez Martínez, secretario de Asuntos Internacionales y Migratorios de la Confederación Nacional de Organizaciones Populares (CNOP).
La expulsión que se dio durante los primeros años de la década de los 70, enfatiza Ramírez Martínez, era principalmente de campesinos; en principios de 1980 hubo un programa de jornaleros, en el cual muchos hidalguenses salieron hacia tierras estadounidenses, y ahora son jóvenes preparados con estudios universitarios los que dejan sus comunidades de origen, asegura.
En 2011, alrededor de 50% de las personas que salieron a Estados Unidos tenía menos de 25 años.
Para Luis Vega, del Consejo Supremo Ñhñhu, las comunidades marcadas por la expulsión de mano de obra son: El Cardonal, Nicolás Flores, Santiago de Anaya, Tecozautla y Chilcuautla.

Descarga la aplicación

en google play en google play