Escúchenos en línea

Uruguayo xenófobo, candidato a alcalde de Londres

Londres. Página/12. | 19 de Abril de 2012 a las 00:00

Un uruguayo se alzó en estos días con el extraño privilegio de representar al racista y xenófobo Partido Nacionalista Británico (BNP) en las próximas elecciones para alcalde en Londres. Se trata de Carlos Cortiglia, un ex periodista de la BBC Mundo y residente en Gran Bretaña desde 1989, quien aseguró que trabajará para preservar las libertades, valores y tradiciones del Reino Unido y en contra de una "invasión de inmigrantes a nuestro país". El hombre, de 54 años, que obtuvo su nacionalidad británica en 2001, dijo estar azorado por las hostilidades mostradas por muchos inmigrantes hacia los británicos y su forma de vida. "Quiero una Gran Bretaña británica", exclamó Cortiglia, quien se expresó a favor de impulsar una serie de estrictos requisitos para la obtención de la nacionalidad, como un examen de inglés y de tradiciones e historia locales. Cortiglia también se manifestó a favor de la abolición de la ley sharia (código de conducta identificado con los preceptos de la ley islámica) en el Reino Unido, por la aplicación de la pena de muerte a traficantes de drogas, contra el impuesto al tráfico (Congestion charge) en Londres y el uso de tanques hidrantes en la capital para "dispersar" manifestaciones populares.

Casado y con tres hijos nacidos en suelo británico, el candidato uruguayo del BNP se vio obligado a negar que luchó para Argentina en la guerra de Malvinas. En 2003, Cortiglia le dijo al diario argentino La Nación que se había ofrecido a luchar en el conflicto con Gran Bretaña: "En 1982 me ofrecí como voluntario para ir a las islas Malvinas", confesó en ese momento. Sin embargo, ahora rechazó sus propias afirmaciones al asegurar que todo fue una campaña en su contra. Las elecciones para elegir al nuevo alcalde de Londres se llevarán a cabo el 3 de mayo. Entre los principales contendientes se encuentran el actual alcalde, el conservador Boris Johnson; el ex jefe de la Alcaldía londinense, el laborista Ken Livingstone, y el liberal democrático Brian Paddick, un ex policía y activista gay de Scotland Yard.

En el cierre del plazo de presentación de candidaturas se contabilizaron siete aspirantes a la Alcaldía. Además de Cortiglia y los tres postulantes de los grandes partidos, figura otra formación minoritaria como la de los Verdes, que encabeza Jenny Jones. Mientras Johnson peleará por la reelección, tras cuatro años en el cargo, Livingstone, que ocupó ese cargo entre 2000 y 2008 -cuando perdió por un estrecho margen-, aspira a recuperar la ciudad.

Luego de quedar en tercer lugar en las elecciones de 2008, Paddick, ex subcomisario adjunto de la Policía de Londres, volverá a probar su suerte en esta convocatoria que, según las últimas encuestas, se resolverá finalmente entre Livingstone y Johnson, quien goza de una ligera ventaja en relación con su inmediato contrincante. Aunque las candidaturas se confirmaron hace pocos días, los aspirantes ya habían anunciado su participación en la elección y en las últimas semanas se repartieron folletos de campaña puerta por puerta y en las bocas del subte londinense.

Livingstone, de 66 años, apoya su eje de campaña sobre la promesa de no volver a aumentar el precio del transporte público en Londres, que cada año se incrementa entre un 5 y un 10 por ciento. Johnson, de 47 años, optó por prometer que congelará el principal impuesto municipal. Paddick, por su parte, quiere ofrecer una imagen de cambio frente a lo que considera una pobre gestión de Johnson y el perfil antiguo de Livingstone, que también fue primer edil, entre 1981 y 1986, en el antiguo Consejo del Gran Londres, que precedió en su conformación al actual Ayuntamiento.

De acuerdo con los sondeos, el pulso de la contienda electoral estará atravesado por la economía, ya que la prioridad de los británicos es la creación de empleo y el crecimiento.

En la última encuesta difundida por la cadena británica BBC, un 59 por ciento de los encuestados hizo referencia a la economía como la principal preocupación, seguido de cerca por la reducción de la delincuencia (49 por ciento), la mejora del transporte (38 por ciento) y la construcción de viviendas accesibles (37 por ciento).

Consultados sobre cuál de los candidatos cuenta con mejores propuestas para hacer frente a una economía en apuros, Johnson y Livingstone recibieron el mismo apoyo (27 por ciento). No obstante, en cuestión de imagen y popularidad, el conservador salió mejor parado, alcanzando un 43 por ciento de respaldo, frente al 35 por ciento del veterano laborista, conocido como Ken El Rojo. La lista de los candidatos que buscarán hacerse con la Alcaldía de Londres se completa con la independiente Siobhan Benita, y Lawrence Webb, del conservador y antieuropeísta Partido de la Independencia del Reino Unido (UKIP).

 


Descarga la aplicación

en google play en google play