Escúchenos en línea

Indocumentados abandonan en Bélgica la huelga de hambre de más de cien días

Bruselas. EFE. | 24 de Abril de 2012 a las 00:00

Los 23 inmigrantes indocumentados que permanecían en huelga de hambre desde hace 102 días en Bruselas para pedir a las autoridades belgas la regularización de su situación han decidido este martes poner fin a su protesta ante la precariedad de su estado de salud.

"Han elegido la vida", indicó el portavoz del colectivo, Daniel Alliët, a la agencia de noticias Belga .

Los inmigrantes, encerrados durante su protesta en un edificio de la división flamenca de la Universidad Libre de Bruselas (VUB), son originarios de países del Magreb y de África occidental y exigían un permiso de estancia de al menos un año y un permiso de trabajo.

"Estamos aliviados, porque los huelguistas han decidido dejar de poner en riesgo sus vidas", declaró el portavoz de la VUB, Sicco Wittermans.

Según Alliët, tras celebrar una asamblea anoche, el grupo decidió poner fin a una acción "que se había vuelto peligrosa".

"Comenzaron la huelga de hambre juntos y han decidido interrumpirla de la misma manera", agregó el portavoz, y aseguró que las autoridades les han garantizado "tiempo suficiente para que se repongan".

La portavoz de la secretaria de Estado de Asilo e Inmigración, Maggie De Block, señaló que el grupo "debe tener, ante todo, la oportunidad de recuperar las fuerzas físicas".

"Quiero hacer hincapié en que este grupo no recibirá nada más ni nada menos que cualquier otro extranjero" cuya solicitud haya sido denegada, comentó la portavoz.

La propia De Block, preguntada hoy en la Cámara de diputados, confirmó que nada ha cambiado en la situación jurídica de los participantes en la protesta, y precisó que dos de ellos habían sido detenidos por robos y que estaban ya en proceso de expulsión de Bélgica.

 


Descarga la aplicación

en google play en google play