Escúchenos en línea

Populismo xenófobo, hipocresía pura

Madrid. Por Sor Lucía Caram O.P, Periodista Digital. | 26 de Abril de 2012 a las 00:00

Soy bien consciente que lo que diré no es nada popular, y menos en esta hora en la que los inmigrantes son los chivos expiatorios" de todos los males que nos ha traído una crisis que me temo será muy larga y dolorosa.

La ministra Mato hacía el anuncio de la retirada de la tarjeta sanitaria a los inmigrantes ilegales. Hasta ahora, la sanidad al estado Español era un derecho universal. Ahora, en una clase de cinismo populista la privación de la asistencia a medio millón de extranjeros que viven en España en situación irregular los pondrá al límite, y lo que es peor, esto acabará siendo una arma de doble hilo, uno atentando a la salud pública de los ciudadanos y una amenaza de muerte a los más pobres de los que viven entre nosotros.

Nos hemos quejado de las listas de espera, de las largas colas para ser atendidos en los hospitales, nos hemos quejado teniéndolo prácticamente todo cubierto, y ahora más de uno/a se alegra con el anuncio de esta sentencia que una vez más se alimentará con el hambre, y ahora, con la salud de los más débiles.

Y después, cuando miremos las imágenes de las tragedias de África, de Haiti, y otros lugares; cuando miremos el cuerno de África dónde la gente muere hambre, y dónde la ayuda humanitaria no llega, nos quejaremos y reclamaremos justicia... Claro, porque aquello nos queda lejos, y no nos afecta ni nos exige nada. Pero aquí, en casa, estaremos negando a los que tenemos más cerca aquella ayuda humanitaria que reclamamos para los otras, "los de lejos".

Claro que hace falta austeridad, que hacen falta recortes, que hace falta una reforma laboral, que hace falta una intervención a los Bancos y a los banqueros delincuentes protegidos por el Estado y tratados con privilegios: pero recortar al mes débil, pisando a los más pobres, condenándolos, me temo que no merece el nombre ni de humano ni de democrático.

Y si hace unos días decía en broma a una periodista que Rajoy tendría dificultades para entrar al cielo, hoy digo que si esto se hace, la sangre de los inocentes, y la vida de los que mueran por falta de apoyo y asistencia sanitaria, clamará en contra de los inescrupolosos que apliquen estas leyes sanguinarias y perversas.

Pido cordura, discernimiento y espíritu de justicia, y que no seamos cómplices de una medida que no tengo dudas en calificar como un "Crimen de "lesa humanidad".

 


Descarga la aplicación

en google play en google play