Escúchenos en línea

España, cada vez peor

Valencia. Por Rafa Tomás, ElPeriódicoDeAquí.com | 26 de Abril de 2012 a las 00:00

Parece que no pueden quedar muchas dudas de cómo está dispuesta a organizarnos la vida los gobernantes de esta derecha tan caduca y tan reaccionaria. Cada medida que toman está encaminada a perjudicarnos en campos muy importantes para la dignidad humana y democrática de la ciudadanía. Las nuevas cargas en los costes farmacéuticos, las rebajas sanitarias acordadas, la exclusión de las personas inmigrantes de la asistencia médica en muchísmos casos. ¿Y qué me dicen de la reforma del Código Penal? ¿No les recuerda el franquismo? Si se manifiestan libremente y no le gusta al poder, podrán ser procesados, junto con sus amigos o su sindicato o su partido. ¿Y usted quiere oír una televisión pública abierta y acogedora a unos y a otros? ¿Pero usted que se ha creído?

La tele la quieren sólo para explicar sus planteamientos, para comerle la cabeza a la gente, para que no se pueda pensar ni oir otros puntos de vista y hay dos ejemplos maravillosos: Telemadrid y Canal Nou. ¿Y la Universidad? Ellos lo tienen muy claro: sólo faltaba que a la Universidad pudieran ir todos y todas. ¿Pero qué se han creído los hijos y las hijas del pueblo llano español? Por eso aumentan los costes de matriculación y rebajarán las becas. Sólo su descendencia podrá estar cómodamente en el espacio universitario.

El problema es que también se han apuntado al desprecio hacia la inmigración. Como en muchos países europeos. Y eso es muy grave. Es inexplicable por qué se quiere suprimir el derecho de libre circulación pactado en Schengen. Es muy preocupante que un 25% de personas europeas sean fuertemente xenófobas. Y el PP se apunta a este mensaje con medidas profundamente insolidarias. Hemos de trabajar muchísimo para recuperar los planteamientos de solidaridad, con una izquierda pedagógica y mucho más activa. Y mucho más crítica. Contra la desregulación, contra la globalización, contra el dominio absoluto de los mercados, contra la privatización de todos los servicios públicos.

Creerse la democracia

El socialismo democrático se tiene que creer en serio la democracia y ser capaz de explicar la realidad alternativa y no tenerle tanto miedo. Muchas veces parece que no sean capaces de explicar alternativas. ¿Por qué no piden que se le rebaje sustancialmente la aportación del Estado (de todos y todas) a la Iglesia católica (que no es todos y todas)? ¿Por qué no piden que se controle seriamente la escuela concertada? ¿Por qué no piden que se eliminen los patológicos beneficios fiscales de las clases más poderosas? ¿Y por qué no lo han hecho?

Y a nivel local seguimos igual. No hay forma de saber demasiado bien qué m e d i d a s reales se van a tomar en nuestra ciudad, aunque sí que vemos en los periódicos que las autoridades van a todas las ceremonias religiosas habidas y por haber, pese a nuestra Constitución. Y que nadie ha planteado críticas a la movida de Lafarge para presentarse como los más ecologistas del mundo.

Es indignante que las últimas Corporaciones de Sagunto hayan sido incapaces de proteger radicalmente la montaña de Romeu, que es un espacio absolutamente vital para nuestra calidad de vida ahora y en el futuro, que dejen que esa empresa prime siempre sus intereses sobre los intereses de nuestra ciudadanía presente y futura, que no hayan rehabilitado nada, que quieran extender sus derechos, que incluso su fábrica llene de humos nuestra ciudad y que, encima, nuestros gobernantes locales acepten sin una voz crítica el jueguecito empresarial de ser el no va más ecológico. En el último libro que ha escrito Vargas Llosa lo dice bien claro: "Es una tragedia que la cultura acabe en puro entretenimiento". Por eso, cada día más lectura, más información crítica, más plantar cara. A favor de todos y de todas.

 


Descarga la aplicación

en google play en google play