Escúchenos en línea

Gobierno español restringe controles sobre Centros de Internamiento de Extranjeros

Madrid. Público.es / EFE. | 30 de Abril de 2012 a las 00:00

Un día a la semana. Esa será la opción que tendrán las instituciones para poder entrar en los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE), según ha avanzado hoy el secretario de Estado de Seguridad, Ignacio Ulloa, durante un encuentro con periodistas en el CIE de Barcelona.

Respecto al Síndic de Greuges (el Defensor del Pueblo catalán), que recientemente denunció que el Gobierno le había prohibido la entrada en centro de la Zona Franca donde murió un inmigrante a principios de año, Ulloa aseguró que "tendrá la puerta abierta". Eso sí, siempre que vaya "a ayudar, pero no a hacer una visita institucional como si fuera una tournée".

"Un CIE no es un laboratorio sociológico, aquí no es cuestión de que uno venga cada día y constantemente a ver qué puede encontrar", sentenció el secretario de Estado. Por ello, la nueva normativa de gestión de los centros establecerá un día a la semana para que las instituciones puedan acceder a ver a los internos.

Por otro lado, Ulloa recordó que el Defensor del Pueblo puede autorizar al Síndic para que realice una inspección. "El centro está abierto a las inspecciones que le corresponden y al Síndic se le permitirá el acceso, en cuanto lo solicite, en el régimen ordinario de visitas", afirmó.

En cambio, el Síndic de Greuges, Rafael Ribó, recordó que las inspecciones deben hacerse por sorpresa. "Las Naciones Unidas y el Consejo de Europa recomiendan explícitamente que las visitas de los organismos encargados de la supervisión de los centros y de prevención de malos tratos se hagan sin previo aviso", especificó.

El Síndic recordó que tiene quejas de irregularidades en el centro

Ribó también denunció que los periodistas no hayan podido hablar con los internos y reiteró que tiene recopilados "desde hace tiempo" datos sobre irregularidades y quejas de los internos del CIE de la Zona Franca.

Ulloa, por su parte, también adelantó otras medidas que recogerá el nuevo reglamento de funcionamiento de los centros. Entre ellas, el Gobierno garantizará que "sólo ingresen [en los CIE] las personas que serán deportadas" y priorizará "la expulsión de los inmigrantes con antecedentes judiciales y policiales", explicó.

El Gobierno no deportará a quienes demuestren arraigo en España

Asimismo, el secretario de Estado de Seguridad aseguró que no deportarán a los inmigrantes que, aunque no tengan papeles, demuestren el arraigo social en España. El Síndic de Greuges, en cambio, denunció que "sólo en la última semana" ha recibido "cuatro quejas de internos que denunciaban su expulsión inminente, pese a existir indicios razonables de arraigo".

Por último, Ulloa repitió la medida anunciada por el Ministerio de Interior en enero, en la que el Gobierno proponía dejar la gestión de los centros (ahora en manos de la Policía) en la ONG especializadas en inmigración. Los agentes se ocuparán únicamente de la seguridad de los CIE a partir de verano (cuando está previsto que se apruebe el real decreto con el nuevo reglamento).

 


Descarga la aplicación

en google play en google play