Escúchenos en línea

Latinos publican poco en Estados Unidos

Buenos Aires. EFE. | 6 de Mayo de 2012 a las 00:00
La estadunidense Sandra Cisneros, una de las escritoras invitadas a la Feria del Libro de Buenos Aires, advirtió a la agencia Efe sobre las trabas que encuentran los jóvenes autores latinos para divulgar sus obras a raíz de la “concentración” existente en la industria literaria de su país.
“La industria está muy concentrada hacia los escritores más populares. Vemos que las mayores editoriales no toman el riesgo de publicar a los escritores jóvenes. Lo consideran un riesgo económico y solo publican a los mismos de siempre”, aseguró Cisneros, hija de padres mexicanos y autora de La casa en Mango Street y otras obras de la literatura chicana.
La escritora, quien ha abordado temas asociados a la inmigración en sus textos, consideró que “hay muchos jóvenes escritores muy buenos”, pero “se desaniman por los problemas que encuentran para distribuir sus libros”.
“Por eso creo que vamos a terminar donde empezamos: vamos a ver mucho más libros publicados por editoriales independientes” que les brindarán oportunidades a las nuevas promesas de la literatura, evaluó Cisneros, quien ayer ofreció en la trigésima octava edición de la feria porteña la conferencia “Los que no pertenecen”.
La escritora opinó, de todas formas, que internet también se brinda como una oportunidad en la búsqueda de alternativas de los jóvenes latinos para publicar sus escritos. “Estos escritores son muy importantes porque hay muchos jóvenes a los que no les gustaba leer hasta que leyeron un libro de un latino, porque se ven reflejados en estos autores. Ven su historia contada”, señaló la autora nacida en Chicago en 1954 y cuya infancia transcurrió en barrios de comunidades de inmigrantes de esa ciudad.
Varios autores “escriben acerca de las injusticias en las comunidades y se dedican a hacer algo para mejorar la situación porque dan voz a los que no tienen voz”, explicó la autora de Caramelo, una novela en torno a un México “que solo existe en la imaginación del inmigrante”, definió.
También lamentó la escasez de “librerías independientes en las comunidades latinas” de Estados Unidos y las consecuencias de la crisis internacional, visibles en la falta de “fondos en las bibliotecas para comprar nuevos libros”.
Para Cisneros, además, en Estados Unidos “hay una transición de época de la palabra escrita a la hablada” debido a “la costumbre de ver televisión, el acceso a los videos y películas y el crecimiento de internet”.
“Estamos viviendo en una época electrónica. No digo que una es mejor que otra, pero los tiempos cambian y vemos más libros electrónicos”, sostuvo la escritora, cuyos textos han sido traducidos a numerosos idiomas.
Presidenta de la fundación Macondo y escritora residente en la Universidad Nuestra Señora del Lago en San Antonio, Cisneros también admitió tener “mucha envidia” al ver la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires porque, consideró, “quizá nadie en Estados Unidos iría a verla”.
“No sé si podríamos tener un espacio tan enorme en Estados Unidos y atraer un público con tanto interés. Es mucho trabajo intentar convencer al público de que tienen que asistir para mirar libros, sobre todo en esta época, en la que se pierde la palabra escrita”, destacó la autora, ganadora en 1985 del Columbus Foundation’s American Book Award por La Casa en Mango Street.

Descarga la aplicación

en google play en google play