Escúchenos en línea

Culpan a Obama por alza en flujo de menores indocumentados

Washington. Agencia PL. | 8 de Mayo de 2012 a las 00:00

El gobernador de Texas, Rick Perry, responsabilizó este martes a la administración del presidente Barack Obama por el aumento en el flujo de menores indocumentados que cruzan la frontera sin compañía de sus padres.

Más de cinco mil 200 niños no acompañados fueron puestos bajo custodia de las autoridades en los primeros seis meses del año fiscal 2012 (de octubre de 2011 a septiembre de 2012), un aumento de más del 90 por ciento respecto a similar período de 2011, precisó Perry en una misiva dirigida a Obama.

La tardanza a la hora de repatriar a los menores está perpetuando un problema, y promoviendo que otros niños y adolescentes corran igual suerte, indicó la carta.

Cada día de demora arriesga más vidas. Cada niño al permanecer en el país promueve que cientos más lo intenten, alegó Perry.

Esto es precisamente, consideró, lo que sucede cuando el gobierno federal se niega a reconocer su responsabilidad en materia de inmigración de nuestra nación y la seguridad fronteriza. La inacción alienta a otros menores de edad que se pongan en situaciones de grave peligro, advirtió.

El también exaspirante a la candidatura presidencial republicana para las elecciones de este año estimó que estos viajes son peligrosos para los menores y constituyen una carga fiscal para Texas y los demás gobiernos estatales, reportó el diario The Huffington Post.

Perry es uno de los muchos republicanos que asegura que el gobierno de Obama comete fallos como parte de la vigilancia fronteriza y resulta débil en la aplicación de las leyes migratorias.

Ello resulta extraño cuando el gobierno federal se ufana de haber deportado un número récord de personas el año pasado, cerca de 400 mil, contrastó la publicación.

Si bien el gobernador reconoció desconocer con exactitud cuántos menores están siendo repatriados, apuntó que menos del 10 por ciento de los que llegan son regresados a sus lugares de origen.

Los niños llegan a Estados Unidos por múltiples razones, buscando empleos, así como a miembros de sus familias en este país.

Menores detenidos por agentes de la Patrulla Fronteriza pasan por lo regular a la custodia de la Oficina de Reasentamiento de Refugiados, una División del Departamento de Salud y Servicios Humanos.

 


Descarga la aplicación

en google play en google play