Escúchenos en línea

Hijos de ilegales obligados a elegir ante deportación

Agencia AP. Desde Palo Alto, California. | 3 de Abril de 2007 a las 00:00
Una veintena de religiosos de todo el país han emitido una declaración conjunta para pedir que se ponga fin a las operaciones policiales contra los inmigrantes y protestar por la división de sus familias. Mientras los religiosos emitían su declaración el martes, Adrián Ramírez, de 12 años, y sus hermanas trataban de encontrar las palabras para hablar sobre la deportación de su madre a México, prevista para los próximos días. Las autoridades de inmigración están incrementando los esfuerzos para atrapar a los inmigrantes ilegales, y la historia que los niños intentaban relatar es cada vez más frecuente. Muchos de los 18.000 hombres y mujeres deportados desde junio bajo la operación "Devuélvase al Remitente" tenían familias, incluidos niños nacidos en Estados Unidos. Los líderes religiosos pertenecen a comunidades que han sufrido el impacto de la operación. "Quiero que mi familia esté reunida", dijo Adrián, enjugándose las lágrimas mientras Yadira, de 10 años, y Adriana, de 6, mantenía la vista clavada en sus zapatos. "Quiero que paren estas leyes. No sé cómo es la vida en México. Yo soy de Palo Alto". Su padre, Pedro Ramírez, fue deportado en febrero. Su madre, Isabel Aguirre, fue detenida junto con él, pero le colocaron una tobillera electrónica para vigilarla y le dieron unos días para ocuparse de los niños. En casos como éste, los niños -que son ciudadanos estadounidenses- pueden quedarse en el país con amigos o parientes que se hagan cargo de ellos o irse al país de origen de sus padres. Las autoridades defienden sus acciones. Dicen que los padres han evadido órdenes de deportación y de comparecencia desde 1997, burlándose de la ley hasta que los atraparon en su casa. Pero con ello se divide a las familias, dicen clérigos y defensores de los inmigrantes. "¿Es justo obligarlos a elegir entre quedarse con una familia adoptiva o partir con sus padres?", preguntó Samina F. Sundas, fundadora de la organización American Muslim Voice, que trata de ayudar a la familia.

Descarga la aplicación

en google play en google play