Escúchenos en línea

Realizan distintos esfuerzos para impulsar voto latino

Chicago. La Raza. | 10 de Mayo de 2012 a las 00:00

Numerosos esfuerzos se están llevando a cabo en Chicago y suburbios con miras a sacar a los latinos a votar en las próximas elecciones y no sólo pensando en los comicios presidenciales de noviembre, sino en las contiendas locales del estado.

El voto latino, por ejemplo, será un tema clave a tratar en el próximo National Congreso Latino, a realizarse en la ciudad la semana venidera.

Oscar Chacón, director de la Alianza Nacional de Comunidades Latinoamericanas y Caribeñas (NALACC), declaró que "hay que recordar a nuestra comunidad que en las elecciones no está sólo la presidencia de por medio, hay otros cargos importantes en los que tenemos que hacer sentir nuestra voz y en esa dirección es donde encaminamos los esfuerzos del Congreso Latino".

La actual situación socioeconómica y la importancia de crear capacidades para que la comunidad latina exija rendición de cuentas de los políticos son otros de los temas claves a tratar en el citado congreso, del 17 al 19 de mayo.

Chacón aclaró que existe desencanto, tanto con la campaña de reelección del presidente Barack Obama, como con las de los republicanos.

"Sabemos muy bien que todo lo que nosotros esperábamos que la administración Obama cumpliera, no se ha cumplido. En esencia, lo que queremos asegurar es que podemos posicionar nuestros temas con los republicanos y con los demócratas", dijo Chacón refiriéndose a las resoluciones que se espera que emanen del congreso.

Por su parte, Jerry Mead Lucero, activista de la organización ambiental PERRO y uno de quienes lideró la lucha de la comunidad contra las plantas generadoras de electricidad a base de carbón Fisk y Crawford, dijo que "siendo Chicago la sede del esfuerzo pro reelección de [Barack] Obama, tenemos que poner las necesidades de los latinos en la agenda al frente, no sólo durante las elecciones sino también después de las elecciones".

Joshua Hoyt, jefe de estrategia de la Coalición de Illinois pro Derechos de Inmigrantes y Refugiados (ICIRR), también está liderando un esfuerzo para registrar votantes en las comunidades inmigrantes de Illinois y una movilización de votantes a nivel nacional para maximizar el impacto del voto latino y de los inmigrantes.

Según precisó Hoyt, entre el año 2000 y el 2010, un total de 327,000 personas se naturalizaron en Illinois y se calcula que en Estados Unidos hay alrededor de 12 millones de inmigrantes que podrian naturalizarse y votar.

El activista adelantó que en los próximos meses habrá talleres de naturalización en todo el país.

"Nuestra organización, en alianza con otros grupos, llevará a cabo un esfuerzo de movilización de votantes y ya estamos recaudando $465,000. Vamos a tener 20 organizadores de base a tiempo completo en la ciudad, suburbios, con latinos, asiáticos, africanos y musulmanes", continuó.

"Aquí el Gobernador Pat Quinn puso fin al programa antiinmigrante Comunidades Seguras y firmó la ley del Illinois Dream Act, así que ese es un ejemplo de que la naturalización sí influye en la política", destacó Hoyt.

Y añadió que en Illinois hay por lo menos tres distritos con candidatos a congresistas antiinmigrantes, así que "quienes están contra la comunidad van a sufrir y los que no, serán elegidos y luego rendirán cuentas".

Con respecto a que las organizaciones de base latina a nivel nacional quieran influir el voto latino en una u otra dirección, Chacón comentó que "no".

"En ese sentido nosotros creemos que lo más importante es animar a nuestra gente a salir y votar porque estamos muy conscientes de que, a juzgar por lo que han sido las primarias, estamos mal".

"Las primarias no nos dan una buena seña hasta el momento, si ves lo que pasó en Illinois, o Florida o en los demás estados, la tasa de participación electoral es muy pobre y en ese sentido nuestra principal prioridad es animar a que la gente participe, no tanto por la elección presidencial, porque mucha gente dice 'no, ¿para qué voy a votar si mire, Obama ni cumplió?'", indicó.

Sin embargo, las dificultades están claras. "Votar en el 2012 es la meta; pero estamos muy conscientes de que debido a la situación económica y a la crisis de vivienda, muchas personas han sido desplazadas, se han mudado y tal vez ni se registraron para votar", explicó Chacón.

Se tiene planeado realizar varios talleres de ciudadanía y naturalización en el Congreso.

Además de lo anterior, religiosos de la Latino Empowerment Association of Pastors (LEAP) anunciaron una campaña para registrar 15,000 votantes en Chicago y suburbios basándose en 72 iglesias que se están comprometiendo a registrar 200 votantes por iglesia.

En una rueda de prensa realizada en días pasados, el reverendo Freddy Santiago informó que la campaña se basará en construir una "cultura de votar" que empiece en los hogares instando a sus feligreses "a discutir políticas públicas, historia y política en la casa".

La comisionada de la Junta Electoral de Chicago Marisel Hernández argumentó: "Sabemos que los hijos de votantes regulares crecen y se convierten en votantes regulares".

"No aprendemos sobre votar en un recinto electoral el día de las elecciones. Aprendemos sobre votar en las salas de nuestras casas, en el porche, con nuestras familias. Aprendemos sobre votar cuando hablamos sobre historia, sobre creencias, sobre visiones para el futuro", dijo Hernández.

"No es un secreto que el voto latino será un factor decisivo en las elecciones de este año y al mismo tiempo, el resultado de esas elecciones tendrá un impacto en la comunidad latina en los próximos años", destacó Santiago.

 


Descarga la aplicación

en google play en google play