Escúchenos en línea

Sin inmigrantes, los Estados Unidos quedarían «vacíos»

Por Jorge A. Bañales, agencia EFE. Desde Washington. | 5 de Abril de 2007 a las 00:00
Si las multitudes en las grandes ciudades de Estados Unidos son cada vez más variadas la razón es que son los inmigrantes los que hacen crecer la población de áreas metropolitanas como las de Nueva York o Los Ángeles, indicó hoy la Oficina del Censo. Al tiempo que los nativos se mudan a áreas más alejadas, los inmigrantes de todo el mundo son los que aumentan la población urbana. Las 50 áreas metropolitanas de crecimiento más rápido se encuentran en el sur y el oeste, según el informe. La población de EEUU llegó el año pasado a 300 millones de personas y el mayor factor de incremento es la inmigración. Según Jeffrey Passel, demógrafo del Centro Hispánico Pew, casi el 53 por ciento de los 100 millones de habitantes agregados en los últimos 25 años son inmigrantes recientes o sus hijos. Los inmigrantes han transformado lo que era una población mayoritariamente blanca y de ascendencia europea en una sociedad multicultural que, particularmente en las mayores áreas metropolitanas, muestra los rostros del planeta entero. El área metropolitana de Nueva York, que incluye la ciudad misma, el norte de Nueva Jersey y Long Island, era el área más poblada en julio de 2006, con 18,8 millones de habitantes, comparado con una población de 18,3 millones en 2000. En ese período, más de 1,44 millones de personas se fueron del área metropolitana de Nueva York, y el crecimiento natural de la población (el balance de nacimientos y muertes) agregó 724.000 personas. Si no hubiese sido por la llegada de 1,06 millones de inmigrantes de otros países, la población de Nueva York habría disminuido. Según los cálculos de la Oficina del Censo, el área metropolitana de Atlanta (Georgia), que incluye Sandy Springs y Marietta, tuvo el mayor crecimiento numérico de población entre 361 áreas metropolitanas estudiadas entre 2000 y 2006: 890.000 personas, esto es un incremento del 21 por ciento. En ese período emigraron del área metropolitana de Atlanta 276.900 personas, y al crecimiento natural de 295.200 personas se sumaron 177.800 inmigrantes provenientes de otros países. El área metropolitana Dallas-Fort Worth, en Texas, tuvo el segundo incremento numérico más grande, con una adición de 842.000 habitantes de los cuales 286.300 fueron inmigrantes. Otras áreas metropolitanas con alto crecimiento numérico de población entre 2000 y 2006 fueron Houston-Sugar Land-Bayton en Texas; Phoenix-Mesa-Scottsdale en Arizona; Riverside-San Bernardino-Ontario en California; Los Ángeles-Long Beach-Santa Ana también en California y Washington-Arlington-Alexandria y el sur de Maryland. En términos porcentuales, el área metropolitana con el mayor incremento de población en ese período fue St. George, Utah, con un aumento del 39,8 por ciento. Entre las 35.900 personas que aumentaron la población de St. George, casi 26.500 fueron los inmigrantes. Otras áreas metropolitanas con elevado crecimiento porcentual de población fueron Greeley (Colorado), con 31, por ciento; Cape Coral-Fort Myers (Florida) con 29,6 por ciento; Bend (Oregon) con 29,3 por ciento y Las Vegas-Paradise (Nevada) con 29,2 por ciento. El estudio mostró que cuatro de cada cinco de las áreas metropolitanas de Estados Unidos (esto es 305 entre 361) tuvieron en julio de 2006 una población mayor que la registrada en abril de 2000. Las 50 áreas metropolitanas de crecimiento más rápido en ese período tuvieron todas un incremento de población de por lo menos el 13,8 por ciento, que es más del doble que el crecimiento total de la población del país, un 6,4 por ciento, en ese período. La Oficina del Censo señaló que al 1 de julio de 2006 las 361 áreas metropolitanas de Estados Unidos contenían 249,2 millones de personas, esto es el 83,2 por ciento de la población total del país.

Descarga la aplicación

en google play en google play