Escúchenos en línea

EEUU acusa España detiene inmigrantes con criterios racistas

EEUU. Agencias. | 24 de Mayo de 2012 a las 00:00

Estados Unidos afirma que en España se practicaron detenciones de inmigrantes con criterios racistas en 2011, según el informe anual sobre derechos humanos que divulgó el Departamento de Estado.

Ese departamento señaló que hay "informes creíbles" de que se pidieron a las fuerzas de seguridad unas "cuotas" de detención de inmigrantes y que se utilizaron criterios raciales y étnicos para lograr este objetivo.

También critica a las autoridades españolas por haber dado asilo limitado a inmigrantes indocumentados y no haber investigado el tratamiento a extranjeros en los centros de detenciones, donde pueden estar incomunicados hasta trece días si son sospechosos de terrorismo.

Estados Unidos, que reconoce que España no tiene problemas de detenciones arbitrarias, desapariciones, ni tortura sistematizada, señaló algunos casos de "uso excesivo" de la fuerza policial para contener manifestaciones.

En concreto cita un informe de la organización pro derechos humanos Amnistía Internacional que hace referencia a la carga policial contra los manifestantes que protestaron ante el Ministerio del Interior y la Puerta del Sol en Madrid en agosto del año pasado.

Asimismo recoge la demanda que presentaron 56 manifestantes del movimiento del 15 de mayo (15M) contra el departamento de Interior del gobierno de Cataluña tras una protesta en la que se registraron 121 heridos, incluidos 37 policías.

Por otra parte, el Departamento de Estado de EEUU denuncia que hay corrupción gubernamental, "en particular en niveles provincial y municipal".

También reconoce que el Gobierno español "generalmente toma acciones" para procesar a quienes cometan abusos, tanto entre los servicios de seguridad como en otros niveles oficiales, y que "no hay informes de impunidad".

Estados Unidos considera que los casos de violencia contra mujeres y niñas "sigue siendo un problema", así como la superpoblación de las prisiones, en las que se registraron 552 quejas de abuso de autoridad, según sus datos.

"Las autoridades permiten a los prisioneros emitir quejas a las autoridades judiciales sin censura y pedir una investigación creíble de las alegaciones de condiciones inhumanas", matiza el documento.

Además, menciona la existencia de discriminación social contra los marroquíes y otros grupos minoritarios, mientras que los judíos, cuya comunidad alcanza los 48.000 miembros, denuncian violencia antisemita y pintadas contra ellos.


Descarga la aplicación

en google play en google play