Escúchenos en línea

Activista comunitario trata de abrir puertas para la comunidad latina

Washington. Agencias. | 25 de Mayo de 2012 a las 00:00

A pesar de haber nacido en Texas, haber estudiado en California y haber vivido toda su vida en Estados Unidos, Andrés se considera 100% latino y es por ésta, a la que siempre se refiere como "nuestra comunidad", por la que ha luchado toda la vida. "Yo a veces digo que nací en México ocupado, en la parte que nos quitaron los gringos. Siempre me he sentido latino", asegura.

"No mexicans allowed"

Hijo de inmigrantes mexicanos, Andrés -hoy de 66 años- recuerda haber sentido la discriminación en carne propia, siendo sólo un niño, "Yo nací en 1945 y viví en el estado de Texas hasta el año 56. En ese entonces, sobre todo en el oeste donde estuvimos por 4 años, había mucho racismo.

Habían letreros en los restaurantes que decían No mexicans allowed", recuerda Tobar, quien agrega que a quienes los discriminaban les daba lo mismo que tuvieran o no papeles, bastaba con ser mexicano para ser discriminado. "Era más o menos el mismo tipo de racismo que sufrieron los negros", dice.

Para Andrés, esa experiencia vivida a temprana edad le hizo darse cuenta que iba a ser tratado de forma diferente al resto en este país, que era distinto "recuerdo que en la escuela siempre habían peleas después de clases. Latinos contra anglos. Sin ninguna razón".

"La verdad es que -como dice un viejo dicho- nadie te da un complejo de inferioridad sin tu permiso, pero yo lo sentí. Sentí la discriminación. Aunque nadie nunca me golpeó. Leí esos carteles y sentí que no era bienvenido ahí", recuerda Andrés sobre su infancia en Texas y agrega "desde entonces supe que iba a ser tratado distinto, pero también desde entonces supe que eso no era justo".

La importancia de la educación

Luego de esa desafortunada experiencia en Texas, la familia de Andrés emigró al estado de California, donde la vida les comenzó a sonreír. "Allá encontré un ambiente bien amigable y me fue muy bien en la escuela", recuerda. A pesar de que sus padres, ambos campesinos, no tenían ningún tipo de educación, Andrés y sus 3 hermanos, 2 mujeres y un hombre, asistieron a la universidad.

Para él, que obtuvo un bachiller en español, con mención en ciencias políticas y posteriormente una maestría en educación, ésta es una pieza fundamental a la hora de alcanzar el sueño americano, "uno siempre tiene que luchar y pensar en el futuro, tener una meta clara y nunca perder el norte", recomienda.

Apoyando a la comunidad

Andrés Tobar, hoy de 66 años, ha dedicado una parte importante de su vida a apoyar la causa latina. Ha sido miembro de diversas organizaciones que buscan, de alguna u otra manera, facilitarles la vida a los inmigrantes en este país y ha estado inmerso en el ambiente político, porque considera que "todo en este país está ligado, de alguna manera, a la política. Nosotros podemos observar desde fuera o involucrarnos de alguna forma y afectar, actuar".

Andrés Tobar es el Director Ejecutivo del Centro de Empleo y Educación de Shirlington (SEEC, por sus siglas en inglés), trabajo que aceptó hace algunos años para darle una mano a la comunidad, ayudando a los jornaleros a buscar empleos en los que reciban un pago digno y haciendo de intermediario con los empresarios, entre otras cosas. "Mis padres también sufrieron mucho cuando vinieron aquí como inmigrantes y trabajaban en el campo. Mucha gente les dio la mano a ellos y ahora que tengo yo la oportunidad, quiero contribuir en algo", explica.

Activista con causa

Con un idealismo y positivismo que le han dado la fuerza para luchar por todos estos años sin darse jamás por vencido, Andrés Tobar tiene una fe ciega en la gente de su comunidad, "los inmigrantes vienen aquí a trabajar, a educar a sus hijos y están jugando un papel firme en la economía. Vienen persiguiendo un sueño y buscando cumplir con sus deberes, no vienen buscando limosna" nos dice, y agrega que, considerando además el hecho de que en pocos años cerca del 25% de la población será hispana, que el está seguro que el futuro de la comunidad latina en Estados Unidos será, sin duda, como siempre lo soñó: "brillante".


Descarga la aplicación

en google play en google play