Escúchenos en línea

Defensores de derechos civiles recomiendan no viajar a Alabama por ley antiinmigrante

Washington. Agencia Notimex. | 31 de Mayo de 2012 a las 00:00

Una coalición de grupos defensores de los derechos civiles anunciaron este jueves una campaña para pedir al público evitar viajar al estado de Alabama, en protesta por la promulgación de la ley anti-inmigrante HB658.

El presidente del Liderazgo de la Conferencia sobre Derechos Civiles y Humanos (LCCH), Wade Anderson, anunció además una revisión de las acciones legales contra la ley, más presión al sector empresarial y una queja ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

"Ninguna de estas acciones constituyen un boicot contar el estado pero creemos firmemente que sólo a través de una escalada gradual de una presión en sectores económicos claves podemos lograr los cambios política que apoya nuestra coalición", señaló.

El turismo representa alrededor del 5.0 por ciento del Producto Interno Bruto de Alabama.

El gobernador de Alabama, Robert Bentley, promulgó este mes la polémica legislación HB658, una nueva versión de la controvertida HB56, que otorga poderes a las escuelas para investigar la situación migratoria de los padres de los estudiantes del estado.

Una corte federal suspendió la implementación de esa cláusula que había sido incluida en la HB56, por lo que seguirá sin aplicación hasta que haya una resolución judicial sobre su legalidad.

La nueva ley incluye una provisión denominada Letra Escarlata que obliga al estado a usar fondos públicos para publicar un banco de datos inédito con los nombres de inmigrantes indocumentados.

Mary Bauer, directora legal del Centro Legal Sureño sobre Pobreza, uno de los grupos que se oponen a la ley anti-inmigrante, señaló que esa disposición no es más que un llano intento por intimidar a la comunidad de inmigrantes y alentar el "vigilantismo".

Las organizaciones, incluido el Sindicato de Trabajadores Automotrices (UAW) mantendrán además una queja en la OIT bajo el argumento de que la aplicación de la HB658 implica el incumplimiento de compromisos laborales de Estados Unidos.

Asimismo pondrán en marcha una campaña de concientización en el sector privado del estado, en especial con fabricantes extranjeros de vehículos como la japonesa Honda Motors.

Los grupos consideraron que la legislación sustituta de la HB56 es peor que la ley original y tendrá un efecto más lesivo sobre la comunidad de inmigrantes de Alabama.

Cindy Estrada, vicepresidente nacional del UAW, señaló que la campaña pondrá a las empresas bajo la lupa en el sentido de que su silencio en relación con la ley anti-inmigrante implica una condonación de una ley "racista".

El incremento de la presión por la legislación tiene momentos en momentos que la Suprema Corte de Justicia analiza la constitucionalidad de la Ley SB1070 de Arizona.

Se espera que el máximo tribunal emita un dictamen final en el mes de junio, en lo que podría tener un efecto en la situación de legislaciones similares aprobadas en estados como Alabama y Georgia. 


Descarga la aplicación

en google play en google play