Escúchenos en línea

Crecen más las remesas de migrantes a estados del sur de México

Diario La Jornada, de México. | 8 de Abril de 2007 a las 00:00
El incremento en el monto de las remesas revela la importancia que están adquiriendo las migraciones internacionales en la frontera sur de México, asegura Daniel Villafuerte Solís, especialista en el tema, al grado de que estados como Tabasco, Campeche y Chiapas tuvieron un importante crecimiento en la recepción de remesas -el promedio de la región fue más de 25 por ciento, frente al promedio nacional de poco más de 20 por ciento-, lo cual, advierte, sugiere que se está construyendo un escenario en que las remesas tenderán a crecer en los estados del sur. El investigador, titular del Centro de Estudios Superiores de México y Centroamérica (Cesmeca) de la Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas (Unicach), señala que la frontera sur se parece cada vez más a la línea fronteriza con Estados Unidos, pues los problemas en el norte se pueden encontrar en menor escala en el sur. Al gobierno de George Bush, agrega, le preocupa la porosidad de la frontera de México con América Central. Para Villafuerte Solís el papel de la frontera sur es, entre otras cosas, "servir de muro de contención" para los transmigrantes centroamericanos, que estadísticamente se refleja en el número de detenciones que ocurren en territorio mexicano, sobre todo en Chiapas: mientras la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos detiene un promedio de 50 mil migrantes centroamericanos, en 2005 las autoridades mexicanas detuvieron a más de 240 mil personas provenientes de Centroamérica; 225 mil eran de Guatemala, El Salvador, Honduras y Nicaragua. "Los temas que preocupan al gobierno de Estados Unidos están presentes en la frontera sur, inclusive los cruces de ida y vuelta del medio millón de beliceños hacia Quintana Roo. Pero, además de los problemas comunes tanto en el norte como en el sur, la preocupación más importante de Estados Unidos es que la frontera del sur es porosa; funcionarios del Instituto Nacional de Migración (INM) han llegado a decir que es una frontera totalmente abierta", recuerda el investigador. El especialista en migraciones advierte que el fenómeno más reciente en los estados del sur mexicano es el peregrinar de su población con la mira puesta en Estados Unidos. En el sur de México, precisa, se dibuja un panorama en el que dada la profundización de las asimetrías con el centro y el norte de México, por la política económica y particularmente la apertura comercial mediante tratados de libre comercio, las opciones de empleo regional y local son cada vez más escasas. Los estados vinculados a la frontera sur -Chiapas, Campeche, Quintana Roo, Tabasco y Yucatán- se han convertido en lugar de recepción, origen y tránsito de migrantes; la migración interestatal del sur está en fase de agotamiento para dar paso al éxodo al norte de México y a Estados Unidos. "Vinculado con las medidas de ajuste económico y la entrada en vigor de los tratados de libre comercio, las migraciones a Estados Unidos han cobrado una dinámica impresionante que se corresponde con el crecimiento de las remesas familiares", destaca el investigador, y hace notar que las cantidades enviadas por los migrantes de los estados de la frontera sur sólo representó 4.9 por ciento del total nacional en 2005, pero registra una tendencia a la alza.

Descarga la aplicación

en google play en google play