Escúchenos en línea

Los latinos se asimilan a EEUU

Por Leonardo Aldridge, Primera Hora. | 9 de Abril de 2007 a las 00:00
Los inmigrantes latinos en Estados Unidos muestran tendencias a asimilarse a la cultura y el lenguaje de esa nación, un patrón para integrarse a la sociedad distinto al apego a las raíces que existió a mitad del siglo XX en comunidades como la puertorriqueña en Nueva York y más tarde la mexicana en Chicago y partes de California. Esta tendencia hacia la asimilación, destacada en un artículo publicado por la Asociación Americana de Ciencias Políticas para refutar al nacionalista estadounidense Samuel Huntington y sus teorías de que los inmigrantes latinos rehúsan integrarse a la sociedad, queda constatada -según los investigadores- ante estadísticas que muestran que los hijos de inmigrantes de Latinoamérica aprenden inglés cada vez más y se consideran a sí mismos como estadounidenses. De acuerdo con el artículo, titulado "Poniendo a prueba a Huntington: ¿Es la inmigración latina un reto a la identidad estadounidense?", el crecimiento en la población latina representa casi la mitad del total del incremento poblacional en Estados Unidos, y aproximadamente, uno de cada siete individuos proclama su etnicidad hispánica. Los puertorriqueños no están incluidos debido a su condición de ciudadanos estadounidenses. Sin embargo, el estudio resulta particularmente interesante para los proponentes de la llamada ‘estadidad jíbara’, que plantean que Puerto Rico puede convertirse en estado de la unión sin tener que renunciar a su idioma y cultura, un concepto rechazado por sectores nacionalistas y de derecha en Estados Unidos. De hecho, el organismo ProEnglish se expresó oficialmente en contra del proyecto de status Fortuño/Serrano porque no expone explícitamente que la Isla adoptaría el inglés como idioma oficial del Gobierno. El estudio de la Asociación Americana de Ciencias Políticas sostiene que el 40% de los nuevos inmigrantes en Estados Unidos son mexicanos, de acuerdo con estadísticas fundamentadas en el Censo. "Además, la edad relativamente joven y las tasas de nacimiento más altas entre los inmigrantes mexicanos están sosteniendo el incremento en el tamaño del segmento latino de la población estadounidense", dice el informe. Estos números son, precisamente, lo que causa temor entre nacionalistas como Huntington, un conocido profesor universitario de Harvard que ha argumentado que el influjo de mexicanos y otros latinos socavará el idioma inglés, la ética de trabajo derivada de las raíces protestantes, las convicciones religiosas, y la filosofía a favor del individualismo que ha destacado a Estados Unidos. Los investigadores de la Asociación Americana de Ciencias Políticas, sin embargo, refutan esos temores señalando que los mexicanos, aunque llegan prácticamente sin saber inglés, tienen hijos que comienzan a aprenderlo más rápidamente que los de otros grupos como los inmigrantes asiáticos. Los hallazgos principales del estudio -que apareció en la edición de marzo de la revista Perspectiva en Política- demuestran que los latinos aprenden inglés y olvidan el español rápidamente a partir de la segunda generación; suelen tener convicciones religiosas por lo menos igual de fuertes que los anglosajones; poseen una ética de trabajo tan fuerte como los blancos nacidos en Estados Unidos; por lo general rechazan clasificaciones étnicas puras y excluyentes; y para la tercera generación ya exhiben niveles de patriotismo igual a los nacidos en el país. "La tasa intergeneracional de asimilación lingüística entre los hijos de los inmigrantes mexicanos sobrepasó la de cualquier otro grupo de inmigrantes", plantea el escrito. "Las segundas y terceras generaciones de latinos son mucho menos propensos a mantener el uso del español", acota el informe. No obstante, la percepción propia de los latinos -medida en una encuesta de Pew Research Latino en 2002- mostró que entre los latinos nacidos fuera de Estados Unidos, únicamente un 7% se identificaba a sí mismo como un estadounidense en primer término, en comparación al 68% que se identificó a sí mismo con su país de origen. "La identidad nacional y étnica no están en un curso de colisión inevitable", afirman los investigadores del centro de estudio. "Con cada generación sucesiva, los lazos sociales, económicos y emocionales a México disminuyen", agrega el escrito.

Descarga la aplicación

en google play en google play