Escúchenos en línea

Juez admite que condiciones en cárcel para indocumentados son «inadecuadas»

Agencia AP. Desde Dallas, Texas. | 10 de Abril de 2007 a las 00:00
Las condiciones en un muy criticado centro de detención para familias de indocumentados en Texas podrían ser inadecuadas y las autoridades que están a cargo de la instalación deberían de haber dedicado más tiempo a prepararse para cuidar a menores en el recinto, según dijo un juez. El juez federal de distrito Sam Sparks, en Austin, dijo lo anterior sobre el centro de detención T. Don Hutto, en una orden para llevar el caso a juicio en agosto. "Las condiciones de vivienda en Hutto parecen dudosas en general", dijo Sparks en la orden que firmó el lunes. Los activistas por los derechos civiles y de los inmigrantes afirman que las familias en el centro son maltratadas psicológicamente por sus celadores, que carece de instalaciones médicas y de condiciones humanas adecuadas y es administrado como si se tratara de una prisión. Los grupos demandaron a las autoridades federales en marzo en nombre de varios niños detenidos en Hutto, otrora una prisión y donde se aloja a unos 400 indocumentados no criminales, a la espera de resultados en sus procesos migratorios. Cerca de la mitad de los detenidos en Hutto son menores de edad, dijeron las autoridades. Testimonios y otras evidencias señalan que la instalación en Hutto no cumple con un acuerdo a nivel federal que prohibe albergar a menores en instalaciones sin la seguridad adecuada o en orfelinatos o con familias temporales, dijo Sparks. Las evidencias señalan que durante sus primeros siete meses de detención los niños solamente recibieron una hora de educación al día, teniendo apenas 20 minutos para comer y no recibir más alimentos en todo el día, dijo Sparks. Funcionarios del Servicio de Inmigración y Aduanas no han hecho comentarios inmediatos sobre el caso. Sin embargo, Sparks señaló que Hutto ha tenido mejoras durante las últimas dos semanas. Los funcionarios del centro ampliaron el período de consulta de los detenidos con sus abogados y retiraron los límites para el número de clientes que los letrados pueden visita. La instalación agregó un área con vigilancia para los niños, cerca de la sala de reuniones con los abogados, para que los padres puedan hablar en privado con sus representantes legales.

Descarga la aplicación

en google play en google play