Escúchenos en línea

La reforma de Bush es una trampa, dicen en El Salvador

Agencia Notimex. Desde San Salvador. | 11 de Abril de 2007 a las 00:00
La reforma migratoria presentada el lunes anterior por el presidente de Estados Unidos, George W. Bush, es "preocupante" y una "trampa" para los indocumentados, opinaron este miércoles diversos sectores de El Salvador. Aunque el presidente salvadoreño Antonio Saca consideró como interesante la propuesta que Bush hizo pública el lunes pasado, diputados y organizaciones que velan por los derechos de los connacionales migrantes manifestaron lo contrario. La iniciativa, que se suma a otras reformas migratorias del congreso estadunidense, establece entre otros puntos que los indocumentados paguen tres mil 500 dólares por adquirir una visa de trabajo y para la residencial 10 mil dólares. El representante del Centro de Recursos Centroamericanos (Carecen) en El Salvador, Jesús Aguilar, afirmó que es imposible que los inmigrantes vayan a poder cancelar esas sumas de dinero debido a que no tienen capacidad de pago. A juicio del activista, la reforma de Bush es una "trampa", porque en el caso que sea aprobada, más que beneficiar a los indocumentados los perjudicará, ya que deberán retornar a su país de origen para adquirir las visas. Eso "sería una trampa, pues muchos migrantes quedarían automáticamente deportados", aseguró Aguilar al apuntar que la propuesta no es nada clara porque no se sabe quiénes aplicarían para los trámites de legalización. La representante del Instituto de Derechos Humanos de la Universidad Centroamericana (IDHUCA), Gilma Pérez, por su parte, sostuvo que la condición económica de los salvadoreños les impediría pagar esas grandes sumas de dinero. "La condición que tienen muchos de los indocumentados en Estados Unidos es precaria, y además son personas que deben sostener a sus familias que viven en otros países", reiteró la activista humanitaria. Según Pérez, nada garantiza que la cantidad de compatriotas que puedan aplicar al proyecto sea grande. Saca en tanto, declaró este martes durante la Cumbre de Campeche celebrada en México, que la iniciativa de su homólogo estadunidense tiene aspectos positivos y la calificó de "interesante". Sin embargo, aceptó que las abultadas sumas que se deberán pagar por una visa de trabajo o para obtener la residencia "está fuera del alcance de la gente pobre que vive en Estados Unidos, aunque la visa "Z" o de trabajo es "interesante". La diputada del opositor Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), Flor Blanca Bonilla, consideró que la propuesta del mandatario estadunidense no favorecerá a los migrantes y sólo generará más incertidumbre en los indocumentados. Anunció que, junto con otros colegas salvadoreños de diversos partidos políticos, viajará a Estados Unidos el domingo próximo para exponer a los congresistas sobre la situación de los salvadoreños indocumentados y su preocupación ante la iniciativa de Bush. En Estados Unidos radican unos 2.3 millones de salvadoreños de manera legal o ilegal, y unos 250 mil de ellos están bajo el amparo del Status de Protección Temporal (TPS), que según Saca podría aplicar con la reforma presentada por Bush.

Descarga la aplicación

en google play en google play