Escúchenos en línea

Con nueva tecnología persiguen a inmigrantes dominicanos que van a Puerto Rico

Agencia EFE. Desde Santo Domingo, República Dominicana. | 12 de Abril de 2007 a las 00:00
Los nuevos equipos biométricos utilizados por la Guardia Costera de los Estados Unidos para combatir la inmigración ilegal han registrado, desde el pasado mes de noviembre, a un total de 596 inmigrantes que trataban de llegar de forma ilegal a Puerto Rico. El sistema biométrico fue presentado hoy en Santo Domingo con motivo de la repatriación de 22 inmigrantes, entre ellos 16 dominicanos y dos ecuatorianos, interceptados el pasado martes por los guardacostas en el Canal de la Mona, que separa la República Dominicana de Puerto Rico. Con estos equipos, instalados en las patrulleras del servicio costero, se examinan las huellas de los diez dedos y el iris de los ojos de los inmigrantes, lo que permite su registro y rápida identificación. Su uso permitió la detención en Puerto Rico de cuatro inmigrantes que viajaban junto a los 22 repatriados hoy y que trataban de acceder por cuarta ocasión a esa isla. Desde que fue implantado este sistema, que se encuentra en fase de pruebas, han sido abordadas 25 yolas en alta mar y 23 personas han quedado detenidas en tierra para ser procesadas criminalmente por la oficina del fiscal federal en Puerto Rico, al igual que ha ocurrido en el caso de los cuatro detenidos hoy. Con este sistema, además de procesar a aquellos inmigrantes que sean reincidentes en sus intentos de acceder de forma ilegal a Puerto Rico, las autoridades pueden identificar y, en su caso, detener a personas buscadas por la justicia. Desde el pasado mes de octubre, las autoridades estadounidenses han interceptado a 1.102 inmigrantes que trataban de cruzar las 47 millas náuticas (87 kilómetros) que separan la República Dominicana de Puerto Rico. Los inmigrantes devueltos hoy a la república Dominicana fueron localizados la madrugada del pasado martes e interceptados por la patrullera "Cushing", que los devolvió a tierra en Santo Domingo. El embajador de Estados Unidos en la república Dominicana, Hans Hertell, recibió a la patrullera en el puerto de Santo Domingo, donde destacó que cuando la yola fue interceptada estaba haciendo agua, por lo que sus ocupantes podrían haber muerto. "Es importante destacar que a todas las personas que sean identificadas por el sistema biométrico se les hará muy difícil, en el futuro, obtener una visa legal para viajar a los Estados Unidos", agregó Hertell.

Descarga la aplicación

en google play en google play