Escúchenos en línea

Sepultan en México a víctimas de masacre de indocumentados

Agencia AP. Desde Tzimol, México. | 13 de Abril de 2007 a las 00:00
Una indocumentada y su cuñado fueron sepultados el viernes en su poblado del estado de Chiapas, luego de su muerte en marzo en un ataque a tiros contra un camión lleno de inmigrantes ilegales en el sur de Arizona. Consuelo Pérez Román, de 28 años, y su cuñado, Antonio Pérez Pérez, de 30, fueron sepultados en Tzimol, 815 kilómetros (510 millas) al sureste de la Ciudad de México. Sus familiares dijeron que incurrieron en una deuda de 10.000 dólares por un viaje que esperaban les permitiera alcanzar el "sueño americano". "Yo no sé como le voy hacer porque no tengo dinero, todo lo que teníamos los vendimos para irnos, pero por desgracia nos pasó esto, y estoy desesperada", dijo Candelaria Pérez, esposa y hermana de los muertos. Pérez, quien sobrevivió el ataque del 30 de marzo junto con sus dos hijos, de dos y siete años, dijo que "cuando comenzaron a disparar nos tiramos al suelo, pero mi marido recibió varios tiros en la espalda y mi hermana uno en la cabeza. El chofer perdió dos dedos de un balazo y un guatemalteco también salió herido". Indicó que la familia le pagó a un hombre identificado como Antonio Espinosa un total de 3.425 dólares para que los ayudara a cruzar al otro lado de la frontera. Las víctimas se encontraban en un camión con otros 21 indocumentados en camino por el desierto en las inmediaciones de Tucson, Arizona, cuando fueron atacados con armas de alto poder. Agentes de la Patrulla Fronteriza encontraron luego a dos hombres y tres armas cerca de un campamento cercano y los sujetos reconocieron haber realizado los disparos, al parecer pensando que el vehículo transportaba drogas y no indocumentados. Rosario Humberto Araujo Monares, de 21 años, y Martín Flores Gaxiola, de 18, ambos oriundos de Sinaloa, México, fueron enviados a prisión por dos cargos de homicidio y 21 de intento de homicidio. Le dijeron a las autoridades que llevaban un par de días en el desierto a la espera de apoderarse de cualquier transporte de drogas que pasara por la zona.

Descarga la aplicación

en google play en google play