Escúchenos en línea

En Australia el primer ministro no quiere inmigrantes con HIV

Agencia EFE. Desde Melbourne, Australia. | 13 de Abril de 2007 a las 00:00
Una dura declaración del primer ministro australiano, John Howard, causó malestar en todos los sectores de la sociedad. Es que el funcionario aseguró que se "debería prohibir el ingreso de inmigrantes con el virus del SIDA", y que "su gobierno examina la forma de endurecer aún más las restricciones" para esas personas. En una rápida respuesta al premier, los trabajadores contagiados de HIV acusaron a Howard de xenofobia y de alentar las creencias racistas contra los inmigrantes, especialmente los provenientes de Africa, que según se cree son los responsables de traer la enfermedad a Australia. En una entrevista con una radio de Melbourne, le preguntaron a Howard si los extranjeros con HIV deberían ser admitidos en el país como inmigrantes o refugiados. El primer ministro respondió que aunque quería que lo asesoraran más sobre el tema, "mi reacción inicial es no. Podría haber alguna consideración humanitaria para considerar en algunos casos, pero a primera vista, no", expresó. "Pienso que deberíamos tener las condiciones más estrictas posibles con relación a esto" agregó. En tanto, aseguró que su ministro de Salud, Tony Abbott, "está examinando la forma de restringir más las cosas". Al tiempo que dijo que "la gente tiene derecho a estar preocupada por el tema". Muchos países, entre ellos Estados Unidos, restringen la inmigración y la aprobación de visa para personas con HIV, aunque con frecuencia existen excepciones. Desde hace tiempo, Australia tiene normativas que pueden ser empleadas para impedir el ingreso de personas con enfermedades contagiosas como la tuberculosis.

Descarga la aplicación

en google play en google play