Escúchenos en línea

Reforma de Bush es una bofetada, dice senador demócrata

Agencia Notimex. Desde Washington. | 14 de Abril de 2007 a las 00:00
El senador demócrata por Nueva Jersey, Robert Menéndez, criticó este sábado el plan del presidente George W. Bush para una reforma migratoria integral. "Esto es una bofetada y va en contra de los valores familiares que los republicanos supuestamente defienden", señaló Menéndez en el mensaje de radio de los sábados de los demócratas. "Los demócratas le damos la bienvenida a que el Presidente Bush se envuelva en este tema tan vital. Estamos de acuerdo con él en que tenemos que arreglar nuestro sistema roto de inmigración de una forma integral", apuntó. Agregó, sin embargo, que "al igual que en cuanto a cualquier tema importante, los detalles son lo que cuenta". Bajo el plan de Bush, los trabajadores huéspedes serían separados de sus hijos y esposas porque se les impedirían su ingreso y se pediría a los indocumentados pagar miles de dólares en multas para legalizarse, señaló. "Esto les impondría una carga casi imposible a las familias inmigrantes que trabajan tan duro para poner comida en sus mesas y que tienen el sueño de ganarse la ciudadanía", dijo el senador. Explicó que "bajo este esquema, una familia típica de cinco miembros tendría que pagar hasta $64,000 en multas y tendrían que esperar hasta 30 años para finalmente convertirse en ciudadanos de los Estados Unidos". "Y, como si eso fuera poco y por primera vez desde 1965, los ciudadanos estadunidenses ya no podrán reunificarse con sus hermanos o hermanas ni con sus hijos adultos que viven fuera del país", agregó. El senador, de origen cubano, dijo que, en contraste, los demócratas esperan que Bush adopte un plan similar al aprobado por el Senado el año pasado que permitiría la legalización escalonada de millones de indocumentados. Lamentó, sin embargo, que el plan de la Casa Blanca "retrasa innecesariamente el proceso de conseguir que un proyecto se apruebe y se convierta en ley lo antes posible". Menéndez dijo que el proyecto de reforma migratoria en el Senado cuenta con el apoyo de una mayoría de 51 votos, pero que se necesitarían 60 votos para vencer medidas obstruccionistas de algunos republicanos. El senador instó a Bush a que deje de "complacer a la derecha extrema de su Partido Republicano" y que demuestre "liderazgo verdadero para que podamos lograr una ley justa". Menéndez reiteró que los demócratas buscan un proyecto bipartidista este año que mejore la seguridad fronteriza y ofrezca un camino a la ciudadanía ganada a los indocumentados. Asimismo, una propuesta debe fortalecer las penalidades a los empleadores, crear un programa de trabajadores temporales y reunificar a las familias, enfatizó.

Descarga la aplicación

en google play en google play