Escúchenos en línea

Desmantelan empresas que defraudaron 750.000 euros falsificando contratos a inmigrantes

Madrid, España. lainformacion.com | 1 de Agosto de 2012 a las 00:00

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado, en sendas operaciones, a dos empresas sin actividad que vendían falsos contratos de trabajo a inmigrantes para que obtuvieran el permiso de residencia y gestionaban altas en el paro a personas que querían cobrar el subisidio, para un fraude total de más de 750.000 euros a la Seguridad Social.

Según informó la Policía, en total han sido detenidas 52 personas, 39 relacionadas con empresas con sede en Tarragona y 13 vinculadas a sociedades asentadas en Madrid capital.

Las dos bandas cobraban de 900 a 5.000 euros a los inmigrantes irregulares, a los que también asesoraban para obtener la tarjeta de residencia, y 400 euros al mes a los falsos desempleados, a quienes facilitaban falsos contratos y nóminas.

La primera actuación policial, desarrollada en Tarragona, se inició a partir de la recepción de un escrito procedente de la Inspección Provincial de Trabajo y Seguridad Social de Tarragona en el que se informaba de que una empresa estaba simulando contrataciones laborales.

Los trabajadores figuraban en la plantilla de las empresas pero éstas no pagaban las cuotas de la Seguridad Social. De esta forma habían defraudado 198.000 euros a la Administración. Además, los supuestos trabajadores habrían obtenido más de 160.000 euros en concepto de prestaciones y subsidios por desempleo.

Tras solicitar un informe sobre la empresa al Servicio Público de Empleo Estatal de la Dirección Provincial de Tarragona, se detuvo a sus tres administradores y a otro individuo encargado de reclutar compradores de los contratos, mayoritariamente marroquíes.
Luego se detuvo a cuatro supuestos trabajadores, en Reus como los anteriores arrestos. Un tercer paso fue la detención de otras 31 personas en Tarragona, Girona, Guadalajara, Palma de Mallorca, Melilla, Bilbao y Elche (Alicante).

La trama de Madrid empezó a investigarse al conocerse la existencia de una red dedicada a la compraventa de contratos de trabajo a ciudadanos de nacionalidad marroquí, colombiana, española y boliviana. También vendía contratos por 900 euros a presos en tercer grado para salir de prisión en libertad condicional.

En total, la banda defraudó al erario 397.669 euros. La operación ha culminado con la detención de 13 personas acusadas de fraude fiscal, falsedad documental y estafa.

 


Descarga la aplicación

en google play en google play