Escúchenos en línea

Cruel amenaza de deportación contra un pastor guatemalteco

Agencia EFE. Desde Salt Lake City, Utah. | 16 de Abril de 2007 a las 00:00
Un pastor bautista guatemalteco podría ser deportado junto con su familia en los próximos días a pesar de que su visa religiosa fue aprobada y de que tiene un hijo con cáncer, informó el abogado a cargo del caso. Hakeem Ishola, abogado de inmigración de la firma homónima con oficinas en Salt Lake City, informó hoy que Raúl Corado, su esposa Magdalena, su hijo José (quien padece de cáncer de colon) y su hija Ana (ya en custodia de las autoridades federales) deberán dejar el país antes fines de abril. Los Corado llegaron a Estados Unidos hace 16 años, huyendo de la guerra civil en Guatemala, por lo cual inmediatamente solicitaron asilo político. Sin embargo, explicó Ishola, ese pedido fue rechazado en primera instancia y luego en sucesivas apelaciones, por lo que recientemente "la familia recibió la orden de salir de Estados Unidos voluntariamente antes de los 60 días". Según Ishola, Ana Corado, de 23 años (la hija menor de la familia) fue arrestada el mes pasado por agentes del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE, en inglés) en su hogar de la localidad de Ogden, y podría ser deportada el próximo 21 de abril. Ana mantenía una página en el conocido sitio de intercambio social MySpace, en el que nombra a su hermano José como su "héroe" y en el que proclama su fe en las enseñanzas del cristianismo. Por su parte, Raul y Magdalena Corado y su hijo José, de 24 años, viajarían de regreso a Guatemala el 30 de abril. Hasta hace poco tiempo (diciembre del 2006), Corado se desempeñaba como pastor en la Primera Iglesia Bautista en Burlington, una localidad de 3.500 habitantes (20 por ciento de ellos hispanos) en el este de Colorado, cerca de la frontera con Kansas. El guatemalteco había solicitado, por separado de su petición de asilo, una visa R-1 como trabajador religioso y esa visa le había sido otorgada. Pero, de acuerdo con el abogado Ishola, la visa religiosa de Raúl Corado tiene dos problemas. En primer lugar, ese tipo de visas por lo general se otorga solamente para la persona que va a desempeñar la tarea ministerial, pero no para toda la familia. "Ellos (los Corado) tenían la impresión de que la solicitud que se le había otorgado a Raúl (Corado) incluía a todos", aseveró Ishola. La situación se complica, comentó Ishola, porque el abogado que originalmente gestionó la visa religiosa para Corado sólo incluyó a Raúl (el padre), sin mencionar los nombres de los otros miembros de la familia. En segundo lugar, dijo Ishola, esa visa quedó posteriormente invalidada debido a que la orden de deportación de los Corado se emitió antes del otorgamiento de la visa religiosa. Aparentemente, los Corado nunca fueron notificados de la orden de deportación, y sólo se enteraron por el arresto de su hija Ana. Ishola confirmó que ha gestionado ante el ICE una permanencia de seis meses en Estados Unidos para José Corado, para que el joven pudiese continuar con su tratamiento, que recibe desde el 2001, en el Instituto de Cáncer Huntsman, de Salt Lake City, dependiente de la Universidad de Utah. El juez, sin embargo, otorgó un permiso de dos meses adicionales para José Corado, pero el joven, con la ayuda de Ishola, piensa renovar su pedido de permanencia en Estados Unidos para seguir recibiendo el tratamiento contra el cáncer. Por el momento, sólo la hija mayor de la familia, Rosángela, de 27 años y casada con un ciudadano estadounidense, es la única de los Corado que seguirá viviendo en Utah. Esta es la segunda vez en un año que Ishola ayuda a una familia guatemalteca de Utah. En abril del 2006, el abogado tomó el caso del Dr. Manuel Carias, médico cirujano, quien, tras diez años de gestionar sus documentos de inmigración, fue deportado por el ICE, a pesar de que Ishola demostró que el abogado que anteriormente estuvo cargo del caso había actuado de manera corrupta, sin archivar la documentación necesaria.

Descarga la aplicación

en google play en google play