Escúchenos en línea

Galenos hacen caso omiso a ley sobre servicios sanitarios a inmigrantes

Madrid. Agencia PL. | 10 de Agosto de 2012 a las 00:00

Al menos un millar de médicos españoles se mantienen este viernes como objetores a la ley que restringe la asistencia sanitaria a los inmigrantes indocumentados, pese a las presiones del Ministerio de Sanidad.

Conforme a los planes del Gobierno, los extranjeros que se encuentran en esa nación ibérica y no coticen a la Seguridad Social deberán abonar 710 euros al año a cambio de asistencia médica, mientras aquellos mayores de 65 años pagarán mil 864 euros.

No obstante, varias organizaciones de inmigrantes han protestado ante lo que consideran precios difícilmente asequibles, en una coyuntura marcada por la crisis económica y el desempleo, situación con la cual se solidarizan los galenos.

Los facultativos consideran que la normativa, que entrará en vigor el 1 de septiembre y dejará sin tarjeta sanitaria a más de 150 mil personas, contraviene su código deontológico sobre "velar por el bienestar, la lealtad, la justicia y la autonomía del enfermo".

El ejercicio de la profesión médica lleva aparejadas ciertas obligaciones éticas de las que los médicos no pueden desprenderse. Ni por la conveniencia personal ni por las disposiciones gubernamentales, afirmó el presidente de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (Semfyc), Josep Basora.

La Semfyc, una organización con más de 20 mil asociados, tras consultar la legalidad de la objeción, abrió un registro para que los profesionales del sector sanitario se inscriban contra la iniciativa del Gobierno.

Tal listado se nutría en un principio de médicos de familia, pero se ha abierto también a otros profesionales de la Salud, incluidos los enfermeros.

 


Descarga la aplicación

en google play en google play