Escúchenos en línea

Europa expulsa a los inmigrantes irregulares

París. Intereconomia.com. | 12 de Agosto de 2012 a las 00:00
Francia alega “condiciones insalubres” para el desmantelamiento de campamentos gitanos y Grecia detiene y deporta a miles de ‘sin papeles’. Las puertas del país heleno están selladas, según la Policía. 
Con vistas al verano, en Europa se echa a los inmigrantes ilegales. Francia ha optado por los gitanos, mientras que en Grecia les ha tocado, en su mayoría, a los turcos indocumentados.
Hace tres días, el Gobierno francés justificaba mediante un comunicado el desmantelamiento de campamentos chabolistas y la consecuente evacuación de 200 gitanos y la repatriación de otros 250. Las expulsiones tuvieron lugar a las afueras de Lille y se llevaron a cabo a lo largo de la pasada semana. Las razones no eran otras que la situación insalubre en la que viven.
La Comisión Europea exigió a Francia una explicación de los hechos, para asegurarse de que el Gobierno francés seguía la ley sobre la libre circulación de ciudadanos comunitarios, ya que es bien sabido que Francia limita el acceso al mercado laboral a los rumanos y búlgaros. Y es que la mayoría de los expulsados eran residentes comunitarios.
El Gobierno francés defendió “un trabajo concertado y constructivo a escala nacional, europea y en los países de origen” y añadió que “las dificultades y los riesgos sanitarios locales que plantean estos campamentos insalubres no pueden quedar sin respuesta”.
El Ejecutivo galo contentó a los gitanos con vuelos chárter de 300 euros, en caso de ser adultos, y 150 euros para los niños, pero sólo a aquellos inmigrantes que decidieran voluntariamente ser expulsados. Si la expulsión es forzada, según el Gobierno, “siempre se basa en una decisión administrativa tomada tras el examen individual de la situación y sometida a control judicial”.
Por otro lado, Grecia ha detenido a más de 6.000 inmigrantes indocumentados desde el pasado fin de semana, en el marco de una gran operación contra la inmigración clandestina. El país heleno deportará a 1.500 de estas personas, informó un portavoz del Ministerio de Orden Público. El objetivo del Gobierno griego eran los indocumentados turcos, con el despliegue de 2.500 efectivos policiales en la prefectura de Evros, fronteriza con Turquía y principal punto de entrada de los inmigrantes indocumentados a la Unión Europea.
Con la actuación de 2.000 agentes en el centro de Atenas, además de registros en viviendas y prostíbulos, por el momento 6.170 inmigrantes han sido detenidos en la ciudad y llevados a dependencias policiales.  

Descarga la aplicación

en google play en google play