Escúchenos en línea

Cuenta regresiva para inscripción de jóvenes a beneficio migratorio

Washington, EEUU. elsalvador.com | 14 de Agosto de 2012 a las 00:00

A un día de que inicie el proceso de inscripción de jóvenes inmigrantes que reúnen los requisitos para ser beneficiaros de la "Acción Diferida", anunciada por el presidente estadounidense, Barack Obama, el 15 de junio, las organizaciones que apoyarán en el área metropolitana de Washington ajustan detalles para empezar la jornadas.

A partir de mañana, el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS, en inglés) habilitará los buzones para recibir los formularios y la documentación de los solicitantes. Estos tienen que demostrar su presencia en EE.UU. desde antes de cumplir 16 años y que a la fecha del anuncio hayan tenido como máximo 30 años de edad. También deben probar una estancia continua en el país de cinco años a la fecha.

El director ejecutivo de Casa de Maryland, Gustavo Torres, en voz de una de las organizaciones que más se ha movilizado por los llamados "soñadores", dijo que el proceso es similar a la primera inscripción del Estatus de Protección Temporal (TPS) que se concedió a salvadoreños en el 2001.

La especialista de asuntos legales de esa organización Enid González recomienda consultar con abogados de inmigración o acudir a los servicios legales de organizaciones como Casa de Maryland para verificar su documentación y garantizar que el proceso finalice con la autorización del permiso de trabajo y la estancia legal de dos años renovables en EE.UU.

Según estimaciones del Gobierno, unos 1,700,000 jóvenes indocumentados que residen en el país, especialmente centroamericanos, pueden aspirar al beneficio, que operará el Departamento de Seguridad Nacional (DHS).

El director del USCIS, Alejandro Mayorkas, expresó en un comunicado que se tiene prevista la contratación de más personal para procesar las solicitudes, que podrían presentar un aumento notable si se compara con otros alivios que ha dado el país a los inmigrantes indocumentados.

"Crearemos un proceso eficiente que ofrezca resultados lo antes posible para que esta sea la experiencia positiva que el público espera de nosotros", puntualizó Mayorkas.

Los solicitantes deberán enviar los formularios y la documentación con los pagos respectivos de $380 por el permiso de trabajo y $85 por la toma de datos biométricos, los que entran a la base de DHS -al organizar los citatorios para tomar huellas- con las que se verifica el récord del inmigrante.

En un foro informativo con jóvenes, Enid González, de Casa de Maryland, recomendó informarse del proceso y abstenerse de enviar una solicitud si no reúne los requisitos para esta "Acción Diferida". Quien envíe una solicitud sin calificar para el beneficio corre el riesgo de que sus datos sean enviados al Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) y este gire una orden de deportación.

Como el TPS, la obtención de un permiso de trabajo y de estancia legal bajo esta modalidad ejercida por el gobierno estadounidense, no es garantía para salir del territorio y entrar nuevamente. También, el beneficiario debe cuidarse de acumular las dos faltas leves que impiden renovar el permiso en una eventual reinscripción.

La organización Unidos Soñamos ha puesto a disposición el sitio web www.unitedwedream.org, para orientar en el proceso de inscripción que duraría 60 días, a partir del 15 de agosto.

La Acción Diferida es una medida que permite a las autoridades del Servicio de Inmigración de Estados Unidos aplicar una facultad discrecional para aplazar o posponer una deportación.

 


Descarga la aplicación

en google play en google play