Escúchenos en línea

Previene contra fraudes a jóvenes solicitantes de la acción diferida

Nueva York. Agencia EFE. | 16 de Agosto de 2012 a las 00:00

Las autoridades de Nueva York previnieron este jueves contra posibles fraudes a las 90.000 personas que en este estado podrían beneficiarse del programa de acción diferida de inmigración, que evitará temporalmente la deportación de jóvenes indocumentados que llegaron a Estados Unidos antes de los 16 años.

"A medida que esta nueva política entre en vigor, los neoyorquinos deben mantenerse vigilantes para protegerse de estafadores sin escrúpulos que se aprovechan de algunas de las personas más vulnerables de nuestras comunidades", advirtió el fiscal general, Eric Schneiderman, en un comunicado.

El fiscal del condado de Manhattan, Cyrus Vance, apuntó por su parte que "los inmigrantes son presa fácil de delincuentes que roban valiéndose de una gran variedad de fraudes", y remarcó que es "probable" que el programa de acción diferida, que entró en vigor este miércoles, "traiga a estos estafadores a la superficie".

El programa de acción diferida es una directriz de la Administración del presidente, Barack Obama, emitida el pasado 15 de junio, bajo la cual el Gobierno se enfocará en la expulsión de criminales y no en la de extranjeros que llegaron a EE.UU. siendo menores, y que deben cumplir con ciertos requisitos.

Este alivio temporal ofrece a los beneficiarios la posibilidad de obtener un permiso de trabajo, aunque la emisión de una licencia de conducir está sujeta a las leyes en cada estado.

Ambos fiscales hicieron hincapié en la importancia de que los inmigrantes que vayan a solicitar los beneficios del programa y a contratar asesoramiento para ello se aseguren de que las personas que lo ofrecen estén cualificadas.

Únicamente están autorizados para brindar este servicio abogado y personas acreditadas por la Junta de Apelaciones de Inmigración (BIA por sus siglas en inglés), mientras que los notarios públicos o los consultores de inmigración no están capacitados para dar asesoramiento legal, advirtieron.

Otros de los consejos ofrecidos por las autoridades neoyorquinas son de no pagar en ningún caso una cuota para tramitar una solicitud de forma acelerada y no contratar a nadie que prometa la aprobación de la solicitud, ya que ningún profesional está en disposición de garantizarla.

También advierten de que no se debe firmar ningún formulario cuyo contenido no haya sido perfectamente entendido por el firmante, y aclaran que ningún proveedor de servicios de inmigración puede amenazar con denunciar al solicitante a las autoridades de inmigración, ni prometer obtener favores especiales de ellas, ni dar instrucciones para suministrarles información falsa.

Schneiderman recordó que antes de presentar la documentación para registrarse en el programa, los solicitantes deben verificar que cumplen todos los requisitos, aunque recordó que no hay garantías de que el registro se conceda en todos los casos, ya que éstos se revisarán uno por uno.

 


Descarga la aplicación

en google play en google play