Escúchenos en línea

Alianza pro inmigrante declara su respaldo total a proyecto de ley bipartidista

Agencia EFE. Desde Washington. | 18 de Abril de 2007 a las 00:00
Una alianza de organizaciones pro inmigrantes expresó su firme apoyo al proyecto bipartidista de ley de inmigración Gutiérrez-Flake (entregado en marzo al Comité Judicial de la Cámara de Representantes) y pidió al Congreso aprobar pronto una reforma sobre la base de esta iniciativa. El plan incluye una vía de legalización para los indocumentados que están en Estados Unidos desde el 1 de julio del año 2006. Una amplia gama de grupos nacionales exigió, en una rueda de prensa celebrada en el Congreso, mayor acción legislativa y de la Casa Blanca, para concretar la reforma migratoria en el curso de 2007. Además, sus líderes sugirieron que demócratas y republicanos tengan en cuenta la iniciativa STRIVE (Seguridad Nacional mediante la Inmigración Regularizada y una Economía Fuerte de 2007) para esa ley, porque "tiene todos los elementos necesarios para una verdadera reforma". El plan bipartidista fue presentado por los congresistas Luis Gutiérrez (demócrata de Illinois) y Jeff Flake (republicano de Arizona) e incluye una vía de legalización para los indocumentados que se encuentran en Estados Unidos desde el 1 de julio de 2006. Frank Sharry, director ejecutivo del Foro Nacional de Inmigración (NFI, por sus siglas en inglés), anunció el apoyo de este colectivo a la propuesta. Aseguró que el Foro ha estudiado "cuidadosamente" la iniciativa, tras lo cual considera que "ofrece una excelente hoja de ruta para una reforma exhaustiva que mejore el disfuncional sistema de inmigración de los Estados Unidos". La entidad estima que el camino para poner fin al flujo de inmigrantes indocumentados, es dando paso a una reforma de inmigración "justa y práctica". "Justa, con respecto a los trabajadores estadounidenses, justa en la admisión de los trabajadores (extranjeros) necesarios, justa con los miembros de las familias separadas por las largas esperas y justa con los contribuyentes que quieren que cada uno pague lo que le corresponde", señaló. El representante del Foro explicó que la eventual reforma debe de ser práctica, con respecto a sacar de las sombras a los 12 millones de inmigrantes indocumentados que se calcula viven en Estados Unidos, y colocarlos en un sendero hacia la naturalización. Tanto Sharry como líderes de otros grupos, sostuvieron que Estados Unidos "quiere una solución ahora", y que ha llegado el momento en que los dirigentes de este país aprueben una ley acorde con STRIVE, que facilita la legalización y otros beneficios a los extranjeros, sin descuidar la seguridad nacional. Cristina López, subdirectora ejecutiva del Centro para el Cambio Comunitario, que coordina el Movimiento por una Reforma de Inmigración Justa (FIRM), también manifestó su respaldo a la propuesta Gutiérrez-Flake. Recordó que todavía millones de inmigrantes que llegaron a este país en busca del "sueño americano" viven en las sombras "vulnerables a la explotación, la violencia y abusos del gobierno". Para López, cada día que pasa sin una reforma de inmigración, "es un día en que millones de niños viven bajo el temor de que sus padres sean detenidos en la oscuridad de la noche, en el que se desperdicia el futuro de nuestros brillantes estudiantes y los trabajadores son sometidos a abusos". "Es por esto que queremos una reforma de inmigración exhaustiva ahora", precisó la activista, al recordar la existencia "de fuerzas poderosas" que se oponen a este proceso y a STRIVE. En la rueda de prensa se informó de que el Senado se dispone a debatir una reforma para finales de mayo, y que la Cámara de Representantes lo hará en junio o julio. Las organizaciones, incluido el Consejo Nacional de La Raza (el mayor grupo hispano de Estados Unidos), subrayaron su mensaje "claro e inquebrantable" de que la reforma debe abrir un camino hacia la naturalización para los indocumentados, protección para todos los trabajadores -incluidos los futuros inmigrantes-, la reunificación familiar y el final de las redadas. Janet Murguía, presidenta de La Raza, dijo que "estamos seguros de que el proyecto de ley STRIVE tiene todos los elementos necesarios para una verdadera reforma migratoria integral". Reconoció que ese proyecto "no es perfecto", y que se quiere la modificación de "ciertas cláusulas", es la mejor opción que se tiene para una reforma en el 2007.

Descarga la aplicación

en google play en google play