Escúchenos en línea

Alcalde Julián Castro, ofrecerá discurso en convención demócrata

Charlotte, Carolina del Norte. Agencia EFE. | 4 de Septiembre de 2012 a las 11:59

Es tan popular dentro la comunidad latina de Texas como Barack Obama, en Estados Unidos. Se trata del acalde de San Antonio, Julián Castro.

Ambos comparten una ideología progresista y marcan la historia de esta era política de nuevas caras, Obama, al convertirse en el primer presidente afroamericano en la nación y Castro al ser el primer orador hispano en una convención demócrata.

El alcalde de San Antonio tendrá a su cargo el discurso estelar de la noche del martes y se parará en el podio como lo hizo el presidente de la nación hace ocho años.

What Is Your Idea For a Better Country?

Lo hará justo antes de la primera dama, Michelle Obama.

Pero el hecho de que Julián Castro tenga un discurso en un momento clave dentro de la Convención no es casualidad. Es parte de la estrategia del Partido Demócrata para mostrar a los electores hispanos lo mejor de su repertorio. Con eso Obama se apresta a atraer a aquellos latinos indecisos y Castro se da a conocer aún más como una de las promesas latinas. La competencia directa del republicano, Marco Rubio.

Sin embargo, hay una particularidad; aunque para algunos analistas Castro es "profeta en su tierra", pero no en el resto de la nación, podría decirse lo mismo de Rubio, que es la mejor carta de los republicanos, pero principalmente conocido en Florida.

Castro, por el contrario, es la cara en la costa oeste y el sur, donde se concentra gran parte del voto hispano, no cubano, que tiende a votar por los demócratas.

Las tendencias electorales no mienten, pues según estudios demográficos en la costa oeste como en parte del noreste de Estados Unidos, el voto es demócrata. Mientras, aunque los estados fronterizos con México han sido históricamente republicanos, los cambios demográficos han provocado cada vez más una mayor población latina, lo que está cambiando el panorama electoral. He aquí la respuesta por la que Castro será el primer hispano en hablar en una Convención Demócrata.

Los retos de Castro

Aún se desconoce qué exactamente dirá Castro, pero sin duda hablará en español. Ahora, si los demócratas quieren echarse a los latinos en el bolsillo deben marcar la diferencia con los republicanos. Tienen que asegurarse de que el discurso no se convierta en el libreto trillado de que todos pueden conseguir sus sueños aquí, sino que tienen que asegurarse de que el tema de la reforma migratoria no pase desapercibido.

Y un reto mayor que haya una justificación válida para explicar por qué no se ha aprobado tal reforma que esperan 12 millones de indocumentados. Evidentemente, esta respuesta debe salir de labios del Presidente, pero Castro debe allanar el camino para que cuando hable Obama haya más aceptación.

Mientras, que también llevará la carga sobre sus hombros de convencer a aquellos que no son latinos. Teniendo en cuenta que Castro ha sido etiquetado por el New York Times como un "hispano post-hispano" o un político que trabaja para todos y que Obama está conectado con esa idea.

El alcalde de 37 años es la joya de la noche. Pero no está dentro de la agenda de la Convención para ganar los aplausos de los que estarán en el Time Warner Arena de Carolina del Norte, ni para sacar sonrisas del 70% que ya ha dicho que apoyará a Obama el 6 de noviembre. Irá allí para convencer a ese 7% adicional de electores que no son republicanos, pero que están considerando darle su voto a Mitt Romney.

 


Descarga la aplicación

en google play en google play